viernes, abril 17, 2015

'Galveston'' de Nic Pizzolatto

Galveston era una novela que tenía pendiente desde que vi 'True Detective'. Del visionado de esa serie surgió también la interesante lectura de 'El Rey de Amarillo' de Chambers y sabía que esa primera novela de su creador no me decepcionaría.

Pese a tener ciertas expectativas me gustó 'Galveston'. Es cierto que encaré su lectura sin más pretensiones que las de regresar al género negro y disfrutar de esa ligereza que existe en ciertos gestos violentos. Todo aderezado con frases reflexivas, pseudoprofundas pero que son muy auténticas.




Parece que desde que leí 'Canadá' de Richard Ford todo es una reflexión sobre el pasado y sobre la conveniencia de dejarlo atrás. De olvidarlo o de traer al presente las causas por las que somos de una manera, o por las que nos falta una parte del cráneo.

'Galveston' cuenta la historia del gorila de un mafioso que debe huir, junto a una prostituta, en el momento en el que sospecha que su jefe quiere cargárselo. La relación entre ambos y el modo de buscar una solución a su situación serán las tramas de esta novela.

Lenguaje sencillo que no recuerda en casi nada al que utilizaba Rusty Colhe en 'True Detective'. Se podría decir que Roy Cody es más parecido a Marty, salvo en ciertas reflexiones que desconocemos si éste se las hacía en la serie.

Pese a sus diferencias, que hacen que la novela deje menos poso que la serie, 'Galveston' forma parte de ese universo Pizzolatto cuyo núcleo sería 'True Detective' y esta novela podría ser parte de una superficie o una especie de satélite.

En una de las escenas la chica protagonista sueña con cenar en un sitio en el que la comida no es especialmente elaborada y en el que suene música country. Pensaba en esta canción cuando esa escena ocurría.







jueves, abril 16, 2015

Como Sarah Linden (II)

Hace dos semanas abandoné mi actual puesto de trabajo. Hoy, de nuevo, vuelve a ser mi último día, el segundo de ellos. ¿El último? Quizás, como dije; estoy amortizado, aunque supongo que siempre uno puede ser exprimido un poco más.

Tras ese primer adiós, tan planificado (llevaba fijado desde finales del año pasado) como precipitado (nadie se queda a cargo del mantenimiento de la herramienta que abandono), estuve un día asignado a otro cliente hasta que de nuevo fui requerido para cerrar diversos temas de mi antiguo puesto.

Una extensión de ocho días laborales en los que no sabía si tirar de actos desesperados, matarme a trabajar para llamar la atención, o simplemente estar en retirada, sin excesiva preocupación, durante las sesenta y cuatro horas que, en teoría, me restaban.

Y entre todo o nada; no elegí nada, que dice la canción. Como si nada hubiera pasado, y como si no supiera qué iba a pasar; ser largado en unos días, seguí haciendo todo aquello que me pedían. Sin excesiva prisa, y sin especial calma, he cumplido y he dejado todo, relativamente, cerrado. En temas evolutivos hasta donde llegué he llegado y no hay prórroga que valga ni nada que demostrar, en un par de horas extra, que no haya podido probar en más de siete años.

Me voy, de nuevo, sin hacer ruido. No hay correos de despedidas ni cafés o invitaciones para celebrar, o lamentar, que me marcho. Todo será silenciado por la canción que vaya escuchando en mis auriculares, incluido el ruido que haga el torno, ese último pitido y el sonido metálico que hace al girar y al quedarse de nuevo fijo.

Creo que será 'Hate it Here', de Wilco. La letra cuenta, con tono humorístico, cómo un tipo supera una ruptura sentimental manteniendo su cabeza ocupada haciendo cosas muy comunes. Lavando los platos, cortando el césped, mirando el móvil, el correo y de nuevo mirando el móvil...

Me gustaría pensar que alguien se queda chafado porque soy yo el se que marcha pero en realidad, y por muchas ganas que tuviera de irme, me han echado. En cualquier caso; lo odiaba. De la misma forma que odiaré volver, si eso sucede.



viernes, abril 10, 2015

(Sólo para locos) 'El Lobo Estepario' de Hermann Hesse

Justo ayer leía en un diario el alto índice de suicidios que hay en la literatura. El artículo catalogaba a la profesión de escritor como una "de alto riesgo" en el que uno pisa a veces territorios peligrosos que existen dentro de nosotros.

Esos territorios podrían tener en su entrada un cartel que pusiera "Sólo para locos" o "No para cualquiera" como el que se encuentra el protagonista de 'El Lobo Estepario', Harry Haller, en diferentes pasajes de la novela. Ésta se podría dividir en cuatro partes en los que se analiza al personaje principal desde diferentes puntos de vista.

Es un buen punto éste porque da a la historia infinitas dimensiones. La más curiosa de ellas llega al final. Lejos de desgranar la obra diré que se convierte en algo Lynchiano, digamos. Ciertos pasajes me recordaban a esos clubs que suelen aparecer en la películas del cineasta.

Es una obra fantástica, con todos los significados que esa palabra tiene. Mezcla de realidad con ensoñaciones sin quedar claro dónde está el límite entre ambas. Presencia de Goethe y Mozart como personajes y como bases culturales de uno de los Harrys que vemos en la obra.

Se nos presentan los múltiples yoes del protagonista. Primero se divide en dos, lobo y humano, y luego en otros muchos. La traducción nos priva, creo, de uno de ellos, o al menos nos distrae, al llamar a uno de los personajes Armanda en lugar de Hermine, en la versión original. Es sólo una interpretación, pero creo que es difícil pensar en que el parecido entre el nombre de personaje y autor es sólo una casualidad que la traducción de golpe se carga.

Como siempre lo pongo en relación todo, reseñaré que una vez escribí algo parecido a una parte del libro en la que Hesse define la naturaleza lobuna del personaje. Es una obviedad decir que lo que escribí en su día, parte de otro "todo", no es comparable con lo de Hesse. Flaco favor me hago sólo en poner ambas cosas juntas, pero me refiero sólo, y únicamente, al uso de la palabra "naturaleza" dentro de un texto.

"El lobo estepario tenía, por consiguiente, dos naturalezas, una humana y otra lobuna; ése era su sino. Y puede ser también que este sino no sea tan singular y raro. Se han visto ya muchos hombres que dentro de sí tenían no poco de perro, de zorro, de pez o de serpiente, sin que por eso hubiesen tenido mayores dificultades en la vida. En esta clase de personas vivían el hombre y el zorro, o el hombre y el pez, el uno junto al otro, y ninguno de los dos hacía daño a su compañero, es más, se ayudaban mutuamente, y en muchos hombres que han hecho buena carrera y son envidiados, fue más el zorro o el mono que el hombre quien hizo su fortuna".

Después de esto, Hesse se preguntaba sobre lo que la herencia tiene que ver en esta naturalezas que uno contiene dentro. Posteriormente habla de las naturalezas suicidas pero igual ya es mucho copiar y pegar, así; a la ligera, cuando se habla de temas en los que uno debería adentrarse con sus propias píes  y sabiendo donde pisa.

"A propósito de esto, aún hay que decir una cosa. Hay bastantes personas de índole parecida a como era Harry; muchos artistas principalmente pertenecen a esta especie. Estos hombres tienen todos dentro de sí dos almas, dos naturalezas; en ellos existe lo divino y lo demoníaco, la sangre materna y la paterna, la capacidad de ventura y la capacidad de sufrimiento, tan hostiles y confusos lo uno junto y dentro de lo otro, como estaban en Harry el lobo y el hombre".

Yo pensé en su día en un personaje que tuviera una madre con una naturaleza arácnida y a un padre con una perruna. En el hijo convivían ambas y el relato debería terminar con la victoria de una sobre otra.

"Mi padre es un perro y mi madre es una araña. Heredé la naturaleza de mi madre y por eso mis amigos me llaman así, Araña. También tengo mi parte de perro. Está más escondida, la siento cada vez más poderosa pero sé que jamás podrá ganar a mi naturaleza arácnida. 

 Mi padre, aparte de perro, es escritor. Fue él quien me recomendó que escribiera todo esto. Es de los pocos consejos suyos que voy a seguir aunque espero que él nunca lo sepa. No le quiero dar esa satisfacción aunque puede que así me dejarán en paz, él y la araña, La Araña Madre. 


Dicen que no siempre seré así; que esta fase es pasajera. Eso puedo esperarlo de mi padre pero me extraña que mi madre no lo sepa; el que nace araña muere Araña


Tengo un hermano mayor que ni es perro, ni es araña. Su naturaleza es humana y los únicos signos de las otras naturalezas de mi familia son unas cicatrices que tiene en las dos piernas. La izquierda luchó contra el perro, la derecha contra la araña. 


Las cicatrices de cada pierna son igual de feas y por eso nunca se pone pantalón corto. Eso es jodido cuando vives en una isla y todo el año es verano. Creo que fue por eso se marchó, se fue hace tiempo una ciudad donde todo el año es Invierno. El perro y, sobre todo, La Araña Madre intentaron retenerle. Volvieron a morder sus piernas pero él ya no tenía nada que perder y ganó".


La parte final del texto sí que tiene una naturaleza más plagiadora, digamos, porque la escribí tras una frase escuchada en una canción de Christina Rosenvinge llamada 'Glue'.  De hecho todo el relato se desencadena desde ese final del texto, hacía atrás, con esa lucha entre perro y araña como origen.

"I was raised by hungry dogs and spiders / that is why my legs are long, but hairy".



martes, abril 07, 2015

'Bad As Me' de Tom Waits

'Bad as me' es el décimo séptimo disco de Tom Waits. Es la primera publicación del cantante después de siete años sin sacar al mercado un trabajo completamente inédito. Siete años no son muchos, tampoco son pocos; sólo es tiempo ("And it's Time Time Time"); no es nada. Todo es presente y no existe la  buena o la mala memoria porque hay algo más importante, no identificable, en nosotros que funciona con un mecanismo propio basado en la acción/reacción.

No sé si me explico, estoy perdiendo el hilo, pero quiero decir con lo antes escrito que Waits pulsa en la tecla, es una distinta pero sigue siendo su tecla, y mi cuerpo reacciona de forma involuntaria: una mueca, piel de gallina...

Aclaro que mi experiencia con Waits es bastante atemporal y está cogida con pinzas de diferentes colores, tamaños y materiales.  Las más firmes son mi veneración por 'Rain Dogs' y, sobretodo, 'Bone Machine'. Las más endebles, esas que se caen o se rompen y hay que montarlas ajustando los trozos a la fuerza con ese muelle metálico, son las compuestas por diferentes temas que han sido para mí importantes aún desconociendo, en algunos casos, a qué disco pertenecían:  Falling Down, Cold Cold Ground, Blue Valentine, The Heart of a Saturday Night, Hold On, Long Way Home... Todas tienen su historia, por cómo las fui encontrando, y todas forman ese universo Waits en el que creo que todos convivimos.

Tom Waits publica este álbum a sus 61 años. Nos sigue hablando de autopistas y de huidas, que en muchos casos suenan a regresos; un largo camino a casa puede ser una huida.

Sensación de viaje, uno emocional y, por momentos físico, es lo que 'Chicago' me provoca. Me hace sentir prisa por realizar un viaje y miedo a perder un tren o un avión que, independientemente de ser una ida o una vuelta, es esperanzador ("Maybe things will be better in Chicago"). Toda una colección de sonidos de viento que hacen que la canción casi desprenda vapor; armónicas, trompetas, saxos, clarinetes... Hilados con la guitarra de Keith Richards y Marc Ribot. ¡Todos a bordo!.


Si algún día quisiera comenzar una guerra usaría 'Hell Broke Luce' como banda sonora, donde Waits hace un juego de palabras con la expresión 'All Hell Broke Loose'.  Uno imagina a un grupo de jugadores de rugby haciendo la haka para meter miedo al adversario. Waits usa un tono marcial, gutural. Ruidismo, sin máquina de huesos; aquí hay metralletas. Parece mentira pero es Keith Richards el que añade coherencia. "I come down from the meth/So I slept, slept."

"Guerra y la lucha interminable" como norma pero una vez derribada la muralla, continuaría martilleando con el blues siderúrgico de 'Raised Right Men' con un Waits enfadado, convirtiendo en polvo los escombros con la ayuda de Flea, aporreando con el bajo, y de Casey Waits, el hijo mayor de Tom, marcando, a base de percusión, el frenético ritmo.

A veces la mejor forma de afrontar los problemas es perderse... En 'Get lost'una de mis favoritas, Waits retoma el discurso Beat en el que moverse es casi más importante que respirar, por no hablar del tiempo o el dinero "Time it don’t mean nothing, Money means even less". Ritmo vertiginoso en el que Waits parece gustarse a sí mismo, y mucho, demostrando su  gran dominio del registro. En fin, "nos perdemos".


"La carretera es la vida", decía Kerouac y 'Face to the highway ' parece una huida en sentido contrario; La vida necesita ser recorrida. Cosa que, en términos beats, podría servir para aplicarle una ingeniería inversa a la realidad, "Ocean wants a sailor/Gun wants a hand, money wants a spender and a road wants a man", para que ésta suene más bonita, doblemente real o para que simplemente todo cobre algún sentido (o para que algo cobre todo el sentido).

Para hablar del siguiente tema imagino que estoy en una escena que tiene un tremendo tufo ochentero, del bueno, que se hace más evidente cuando aparece un cantante que actúa haciendo playback y que lleva una de esas camisas de chorreras que hemos visto en películas antiguas. Vamos, directamente estoy pensando en la escena de 'Blue Velvet' en la que un tipo similar al que imagino se pone a cantar el 'In Dreams' de Roy Orbison. Ahora interpreta 'Back in the crowd' mientras que al pobre Dennis Hopper, que estás en los cielos, le comen mil demonios cuando canta como lo hace Waits en esta canción; entre dientes.


Con 'Kiss me' me pasa parecido pero la caída se agudiza por el toque jazz; cada punzada de cuerda duele como un pellizco en el brazo. Letra sencilla, desnuda, cantada como un susurro que suena a través de un contestador. Especie de pre-cuela de 'Blue Valentines' en la que Waits casi se lo guisa y se lo come todo tocando piano y guitarra.

Con Ribot a la guitarra, aparece 'Last leaf', la última hoja del árbol, en la que Keith Richards acompaña al borracho en ese último gesto de resistencia. Puede que esa última hoja sea en realidad "esa sensación". Como ya nos dijeron, era algo que no se podía cambiar...

Waits se deja la cabeza y la garganta en 'Satisfied' y homenajea a su amigo Keith Richards, que toca en esta canción la guitarra junto a Les Claypool."When I’m believing, When I’m grieving, When I’m shaking, When I’m praying, When I’m staying: Satisfaction". Más "Satisfaction" cuando cita a los Rasca y Pica de los Stone; Mr Richard y Mr Jagger. Seguro que al rollingstone le hubiera hecho mucha gracia que Waits hubiera dicho "Mrs" en lugar de "Mr".

'New Years Eve' es una especie de villancico que Waits se lleva a su terreno, que bien podría ser la respuesta a aquella postal navideña que le enviaba una puta a un tal Charlie. Tom pasa lista a ritmo de acordeón, tocado por David Hidalgo, y arrastrando las vocales dejándose la voz que le queda, siempre más de la que incluso él imagina. Genial cómo acopla el final del clásico navideño por antonomasia; el 'Auld Lang Syne'.


En 'Bad as me' Tom hace una fiesta del halo siniestro que siempre le ha acompañado. A ésta se le unen su hijo, con la percusión, y Ribot, con la guitarra. Waits enumera una lista de cosas malas que luego no lo son tanto. En fin, si le cortas sangras como te pasa a ti o a mí. Si te paras a pensarlo; todos somos malos a los ojos de alguien que se cree mejor y eso es algo que nunca va a cambiar por mucho que intentemos ser mejores, en caso de que nos importara...

En 'Talking at the same time' todas las noticias son malas. ¿Las hay de otro tipo?. Waits añade el punto desgarrador a base de susurros y de un gran acompañamiento musical; todos están tocando al mismo tiempo, podríamos decir también.

El silencio que se produce tras un alboroto puede llegar a ser ensordecedor. Imagino el final de un barullo en el que todos callan salvo un tipo borracho, al que nadie nunca hizo caso, que se pone a cantar mientras se aleja a toda prisa, con ruedas en lugar de pies, en una nueva huida, forzada, hacia el fin del mundo ("All roads lead to the end of the world"). Maravillosa 'Pay me' con una preciosa letra, al nivel de otras canciones que, en mi opinión, son pura poesía; pura literatura. Pondría 'Who are you?' de ejemplo. Destacar a Kathleen Brennan en su labor compositora. Infalibre tándem el de Brennan & Waits.


Jugueteosimpático en el primer tema del bonus que Waits lanzaba en una versión especial. "She Stole the Blush". Tema muy agradable que da paso al más agradable aún "Tell me". Sé que es un tema menor donde la letra roza lo infantil pero es una de mis favoritas. "Why write 'I love you' on every page"... Imagino a la bella Janette Desautel (personaje de Treme) bailándola sola mientras agita un pañuelo.


Sin entrar en comparaciones con otros discos, o con otros Waits, creo que es un buen disco; Un gran regreso. En líneas generales; destacar la presencia de Marc Ribot, le acompaña desde los ochenta, y de Keith Richards, toca en cuatro temas. David Hidalgo se encarga de poner cierto estilo de corrido y blues. La voz de Waits sigue siendo la protagonista. Sigue siendo el destino al que va todo sonido que sale de cada instrumento. Como si de un agujero negro de personalidad se tratara.

Forzando mucho la máquina, identifico en 'Bad as me' una narrativa que le da cierta conceptualidad, una muy americana (salir de una racha de mala suerte para buscar una vida mejor) que quizás el disco no tenga. Cogiendo de ejemplo a 'Back in the crowd'; todo es una batalla en la que domina una gran nube gris pero en el que se ven algunos claros. Si me preguntas; the blue is winning, que diría Rust Cole.


lunes, abril 06, 2015

Como Sarah Linden (I)

Hoy es mi penúltimo día en mi puesto de trabajo, llevo en un brazo estampada mi fecha de caducidad:  Consumir preferentemente antes del 01/04/2015.

Consumido no sé pero, quizás, sí amortizado y todo lo desmotivado que una persona puede estar, esto sí que es seguro. Lo mejor, sin duda, es que me larguen para empezar de cero en otro sitio, otro cliente y en otra tecnología. La pena es no poder tener más cambios.

Lo cierto es que siempre quise mantenerme en el puesto que estoy a punto de abandonar, por aquello del "más vale malo conocido", haciendo cosas que siempre prometí no hacer. Quedarme más tiempo del debido o conectarme al trabajo desde casa a horas intempestivas. 

No todo es negativo porque siempre supe dar respuestas agradables a preguntas hechas en muy mal tono. Esto es positivo porque nunca me rebajé a esos niveles en los que suele caer la gente que se pone muy nerviosa cuando no sabe mucho sobre un tema o, directamente, no tiene ni idea de lo que habla. En mi haber también está lo de no haber reído las gracias de los que se creen muy graciosos. No resultó difícil porque no sé hacerlo

Después de un tiempo comprobé que todo eso de hacer horas extras no remuneradas no servía de nada ni me reportaba ningún agradecimiento. Sólo subía el nivel de exigencia al mismo tiempo que rebajaba mi motivación. Cuando ésta tocó suelo entré en esa fase Bartleby en la que uno prefiere no hacer nada más allá de lo básico para sobrevivir, laboralmente hablando.

Esto no es una crítica al sistema o a mis jefes. Es pura autocrítica por haberme dejado llevar a cambio de un sueldo. Éste, mejor o peor, es una porción del resto de la tarta que otros se reparten para seguir alimentando al río que me arrastra desde hace unos ocho años hacia vete tú a saber dónde.

Lo peor de todo es que no sueles ser tú el que decide salir de esta espiral laboral. Son otros, o el tiempo, los que deciden cuando sobras o cuando eres necesario en otra parte para aparentemente hacer algo diferente. Una posición con otro nombre, contexto, empresa, o incluso sueldo, no es otra cosa que el reciclaje de una pieza. Otro ladrillo más en el muro.

Ufff



(30/04/2015)

viernes, abril 03, 2015

'El Mundo Contra Reloj' de Philip K. Dick

Llegué a esta novela tras leer 'Libra' de Don Delillo. Al final de mi reseña, o lo que fuera, cuento cómo llego a vincular a Delillo con Philip K. Dick, previo paso por Bolaño.



En 'El mundo contra reloj' la gente no envejece. Rejuvenece tras completarse la "fase Hobart", un fenómeno sideral que hace que todo transcurra del presente al pasado. Esto hace que los muertos resuciten y retomen la vida en el estado en el que la abandonaron en ese pasado, que ahora es futuro.

Dentro de este contexto existe una especie de secta religiosa llamada Uditi que se enfrenta con el vaticano para hacerse con uno de esos resucitados. Éstos, a su vez, tendrán que enfrentarse a un estado bastante autoritario cuya fuerza es muy visible, sobre todo, en bibliotecas. La imagen del bibliotecario es muy diferente en la novela a la que nosotros tenemos en la cabeza, bien podrían parecerse más a aquellos que quemaban libros en 'Farenheit 451' de Ray Bradbury.

La novela está llena de debates éticos en los que, a menudo, suele  ganar la parte egoísta de uno. Sin embargo también contemplamos, seguidamente a estas cosas poco éticas, actos heroicos que de alguna forma enmiendan lo antes hecho. Una visión muy conductista de la vida humana.

Es una muy buena novela que me llega en un momento raro en el que me da por hacerme preguntas absurdas del tipo ¿Por qué el tiempo va hacia delante? o ¿Por qué recordamos el pasado pero no el futuro?. Mejor pensar en cosas raras que en dar todo por sentado, supongo.

El caso es que no veo tanta diferencia entre nuestro mundo real, con sus propias reglas, y el que dibuja Dick. El futuro, en realidad, no es que dentro de una hora seamos sesenta minutos más viejos o más jóvenes. El futuro seguiría existiendo porque no dejaría de ser los planes que vamos haciendo, o los problemas que nos vamos creando, hasta que morimos y entonces ya no hay nada.

Intento cómo describir la forma en la que pensamos para compararla con la de alguien que rejuvenece en lugar de envejecer. Me resulta imposible imaginar una forma de pensar que no sea lineal, que no recuerde de atrás hacía delante, digamos. Un continuo deja vu en el que no tendría sentido decir esto ya lo he vivido porque sonaría redundante.


miércoles, abril 01, 2015

'The Good Wife' 6x05 Recap: "Shiny Objects"

De camino al trabajo venía pensando que quizás me pagan poco por escribir estas cosas. No por lo que valga el texto en sí, que no es mucho porque habla sobre algo muy específico y no está del todo bien escrito. Lo pensaba por el tiempo que invierto en describir cada capítulo, añadiendo fotos (eso aquí me lo salto) y dándole mil vueltas antes de decir a la persona que debe publicarlo que está ya listo.

Luego he pensado que sí, invierto mucho tiempo porque no quiero publicar cualquier cosa, aunque termine siendo eso, pero seguramente lo seguiría haciendo si no me dieran nada. Ni en mil años podría decir eso de mi trabajo real, el que me paga el alquiler.

Ya sí que ando perdido y no sé en que punto anda 'The Good Wife' en FOX. Éste fue un gran capítulo por la forma en la que termina. En el apartado "Conclusiones", aún no lo llamo In my opinion, hablo de ello.

Fue publicado el 21 de Octubre. Han pasado tantas cosas desde entonces que ya no sé qué circunstancias me rodeaban cuando lo escribí. La única anécdota que podría contar es que puse que el el siguiente capítulo se llamaría "TBA", ahora está corregido, cuando en realidad se llamaba "Old Spice".

La cagada es monumental porque TBA significa "To be announced". El caso es que nadie se quejó, no hay comentarios al respecto, y no descarto que nadie lo leyera.

'The Good Wife' 6x05 Recap: "Shiny Objects"

El capítulo comienza con un primer plano de la simpática cara de Elsbeth Tascioni, Carrie Preston. La cámara ahondará un poco más durante estos primeros minutos de "Shiny Objects" para mostrarnos un punto de vista inédito hasta ese momento; la mente de Tascioni.

El cerebro de la abogada es una selva salvaje llena de ideas absurdas que guardan entre sí una extraña, y sorprendente, relación que puede llegar a desencadenar el más ingenioso de los argumentos. No le ocurre así siempre ya que, en ocasiones, estas locuras desembocan en un callejón sin salida que bien podría estar indicado en un callejero de Barrio Sésamo.

Me han despedido por ser mujer

El caso autoconclusivo de este episodio se basa, aparentemente, en la típica demanda motivada por el despido de una mujer por ser un alto cargo, además de mujer; sexismo. Las dos abogadas que defienden a la empresa J-Serve, la ya mencionada Elsbeth Tascioni y Rayna Hecht, interpretada por Jill Hennessy ('Crossing Jordan'),  quieren transformar ese sexismo en un simple mal comportamiento por parte de la mujer despedida.

Se supone que 'The Good Wife' es una serie feminista pero podemos comprobar en "Shiny Objects" que las propias abogadas son abogadas antes que mujeres. Lo mismo podría decirse de 'The Good Wife', es antes una buena serie que una serie feminista.

Your files have been encrypted

Diane cae en la trampa, en forma de correo de Alicia Florrick, y abre la puerta a un virus troyano que rápidamente, aunque no tanto pues el virus parece tener un sentido del retardo- un segundo entre equipo y equipo- bastante dramático, se extiende por todo 'F, A & L'.

En todas las pantallas podemos ver una cuenta atrás de 72 horas. Además se informa que el bufete debe pagar a la organización criminal que le ha colado el virus cincuenta mil dólares. Si no lo hacen perderán toda la información de la que disponían. Con lo que se gastaron en la fianza de Cary no tenían ni para un disco duro.

Cuando llaman a  Cary Agos para tomar una decisión éste se encuentra en un momento íntimo, digamos, con Kalinda. Se produce entonces otra llamada a la investigadora dando lugar a una llamada a tres, Kalinda/Todo el bufete al habla con el manos libres/Cary que nos recuerda a otras ocurridas durante el affaire de Alicia con Will Gardner.

Me siento como en una película de Bruckheimer

Es lo que le suelta Eli Gold al visitar la oficina de Alicia. Ésta le ha comunicado que Finn Polmar, asistente del fiscal del estado, James Castro, va a apoyarla en el acto de presentación de su candidatura al puesto del jefe de éste. No parece ser la mejor de las ideas ya que eclipsaría al apoyo del Gobernador.

El aval de su marido es más importante ya que el puesto de gobernador es mucho más relevante que el de un simple ASA y de paso serviría para acallar los rumores, pocos me parecen, de distanciamiento entre ambos que llevan arrastrando durante las seis temporadas de la serie.

Alicia no quiere ceder. Ella, pese a todos los problemas surgidos a raíz de la acusación a Cary, respeta a Finn y le ve como un buen activo a la campaña tras haberse comportado como héroe en el tiroteo en el que murió Will Gardner.  En este punto no sabemos si la determinación de Alicia será suficiente porque la hemos visto bastante influenciable, genialidades de Eli Gold aparte, durante este principio de campaña, nunca mejor dicho.

No me gusta verte sólo cuando necesitas algo

Kalinda se encarga de la investigación del troyano en la red de 'F, A & L'. Para hacerlo pide ayuda a Lana Delaney, interpretado por la actriz Jill Flint. Ésta se muestra enfadada y esquiva. Se siente utilizada y así se lo hace saber a la investigadora; "No me gusta verte sólo cuando necesitas algo". La agente del FBI ve en ella a una persona dispuesta a todo a cambio de conseguir cualquier información. Al final Lana accede porque parece estar bastante colgada de Kalinda, Cary observa curioso, que no enfadado, el encuentro de ambas en sus destartaladas oficinas.

Mientras tanto los socios del bufete hacen un bote, cinco mil euros por barba, para acceder al chantaje y así poder huir de ese regreso forzado a la "era Gutemberg". Diane se encarga de hacer el intercambio dinero/contraseña. "There's no honor among theeves" dice mientras pulsa al botón con tan mala suerte que introduce su correo antiguo de 'Lockhart & Gardner'. Sus colegas no se enfadan con ella, es su jefa y seamos sinceros... ¿A quién no le ha pasado eso de dar el correo de hotmail en lugar de dar el de gmail?.

Diane trata de solucionar la confusión visitando su antiguo despacho. Le espera David Lee que le había pedido que fuera a suplicárselo en persona, suena duro pero mejor que el "cuando me salgan monos del culo" que le había dedicado segundos antes.

Al final llegan a un acuerdo, Lee le da, de mala gana, el contenido del correo y ella accede a dejar de ser la titular del alquiler de las dos plantas de 'Lockhart, Gardner & Canning'. Esto no parece materializarse, la nueva socia de 'F, A & L' podría tener algún tipo de venganza pensada motivada, en parte, por el desastroso estado de su nuevo despacho.

Kalinda y Lana ponen fin, de nuevo, a esa tensión sexual, ya resuelta allá por la temporada tres de la serie. Antes de hacerlo hacen una visita al supuesto chantajista que al final resulta ser un anciano que se saca su dinerillo haciendo de puente entre el auténtico autor del troyano y su víctima.

A la investigadora no hay nada, ni nadie, que se le resista y sabe hackear ordenadores. Así logra hacerse con el control del portátil del delincuente cibernético y le amenaza con formateárselo. Esto le da igual al ruso, que sí que debe sacar lo suficiente con esto del chantaje para comprar discos duros, y es entonces cuando vemos unos de los momentos más hilarantes del capítulo. Kalinda pone una foto de unas chicas pidiendo la libertad de las 'Pussy Riot' como fondo de pantalla del ordenador del ruso. No contenta con esto cambia esa imagen por otra en la que se ven dos jóvenes sujetando una pancarta que reza 'Go to hell Putin'.

El ruso se asusta y empieza a chapurrear inglés, hasta entonces había sido traducido por Carey Zepps (Ben Rappaport), el socio que siempre pone la puntilla en todas las discusiones de la firma. A los dos minutos se produce la resucitación, esta vez sí al unísono, de todos los equipos de la red.

Al final del episodio continúa el teasing entre Lana y Kalinda. Parece una especie de agradecimiento mutuo que se trunca cuando esta última le sugiere que le ha robado información sobre J-Server. La oficial se enfada, "pettus interruptus", y se larga mascullando la versión americana del "se cree el ladrón que todos son condición".

Pingüinos

A Alicia le cae bien Tascioni, ¿a quién puede caerle mal esta mujer?, pero quiere ganar su caso por todos los medios. Parece que ha visto el comienzo de "Shiny Things" y decide jugar sucio provocando uno de los infantiles brainstorming de ésta en pleno juicio. Le muestra, de forma sibilina, el anuncio de un crucero en una revista junto con la foto de unos pingüinos.

Esas imágenes cobran vida en la cabeza de la abogada; los pingüinos bailan y el barco navega pero el juez es real y no entiende nada. Más tarde estos pingüinos, barcos y un juez convertido en payaso le volverán a hacer flipar, para bien en este caso. Intentará demostrar que el sexismo era parte de las exigencias de un guión enmarcado en el contexto de las negociaciones de la fusión de J-Serve con otra empresa china que no vería nada bien otra jerarquía que fuera distinta a la patriarcal.

La última alucinación de Tascioni es la de encontrarse al Agente especial Dale Cooper de 'Twin Peaks' entre el público del juicio, hubiera sido más normal que hubiera sido Lara Flynn Boyle la aparecida ya que hacía otra serie de abogados.  En realidad ni es el agente Cooper, es Josh Perotti interpretado [i/]http://www.formulatv.com/personas/kyle-maclachlan/[i]Kyle MacLachlan[/i], ni es una alucinación. El agente interrumpe el juicio ya que anuncia que los fondos de la empresa demandada han sido congelados al existir indicios de haber cometido un delito contra la propiedad intelectual de ciertos secretos empresariales. No hay fondos; no hay de donde sacar dinero para una indemnización.

Antes de esto se produce una graciosa escena ("dont tingle, no tingling") entre Tascioni y Perotti. Ambos ya tuvieron su momento flirt en la cuarta temporada. Perotti en ese caso, en su papel de oficial del Departamento de Justicia, buscaba las cosquillas a Gold en un posible delito contra Peter. La abogada, en aquella ocasión estaba, en el bando del gobernador.

Al final no hay acuerdo, sólo la proposición de las dos abogadas a Dean y Alicia, segundo caso en el que ambos trabajan juntos, para hacer unidos la defensa de J-Serve. Todo indica que este caso tendrá continuidad brindándonos así la posibilidad de ahondar un poco más en el particular universo de Elsbeth Tascioni.

Tú me necesitas a mí también

En "Shiny Objects" presenciamos uno de los momentos más intensos de la serie protagonizados por el matrimonio Florrick. A base de gritos y en mitad de un pasillo, con el uno pensando en un futuro político y con la otra pensando en la vergüenza del pasado, se podría decir que se disputa el partido de vuelta de aquel otro que les enfrentó cuando Alicia le pidió una firma para poder afrontar la fianza de Cary.

Si en aquella ocasión fue el Gobernador el que salió diciendo la última palabra en ésta es Alicia la que se marcha airosa de la batalla con un "No me importa, me largo" que lleva escondido tras de sí un "de una forma o de otra me vas a apoyar porque mi victoria te conviene".

Es consciente de que ha ganado la batalla en el momento en el que ha sacado a colación el tema de las prostitutas. Parece que había un silencio tácito entre ambos, y entre los guionistas de la serie, para obviar este tema. De aquello sólo quedaban las referencias a becarias, tan manidas que cuando las vemos pensamos más en otros lugares comunes, Clinton, que en Peter.

Alicia se sale con la suya. Finn Polmar le presenta diciendo unas bonitas palabras y cuando ella se dirige a dar su discurso es interceptada por un sonriente Peter. "Aquí no pasa nada" parece decirle antes de ponerse a hablar. Ella le dice "Gracias" y con eso parece aceptar unas disculpas que fueron hechas hace mucho tiempo.

2009/2014

Si a lo largo de esta semana a alguien de la CBS, con la cabeza más loca que Tascioni, le diera por cancelar de golpe 'The Good Wife' se podría decir que ésta ha tenido un final digno, casi perfecto, con los minutos finales de "Shiny Objects".

Durante la discusión en los pasillos, reflejo de las cañerías del matrimonio Florrick, la imagen de ambos en 2009 ha pasado por nuestra cabeza. Lo ha hecho de una forma borrosa, con poco nivel detalle. No recordábamos si Peter tenía menos canas, pero suponíamos que sí. Tampoco teníamos fresca la imagen de víctima de Alicia pero sí que imaginábamos una muy distinta a la más reciente; ella, muy segura, sosteniendo una copa de vino mientras funda su propio despacho de abogados.

'The Good Wife' entonces nos saca de la duda poniendo la comparación de aquella fotografía de la vergüenza de 2009 con la actual de la de la presentación de Alicia como candidata a Fiscal del estado. Utiliza para esto las cabeceras de los informativos que se hacen eco de la noticia.

Está claro que hay cierta artificiosidad pero esas dos imágenes juntas son el resumen perfecto de las cinco temporadas y pico que se llevan emitidas hasta el momento. Tratar de poner por escrito todo lo que ha ocurrido para que ese cambio se produzca sería tarea de chinos.

Conclusiones

"Shiny Objects" es un gran capítulo por la increíble forma en la que ha terminado. Está todo dicho en el párrafo anterior y sólo podría ser más gráfico si me levanto y me pongo a aplaudir.

El resto de tramas han sido bastante superfluas pero han servido de plataforma perfecta para que los personajes se luzcan dando lo mejor de sí mismos. Hilarante todo lo referente a Tascioni. Su comportamiento y mundo interior son toda una experiencia. Cada vez que la veamos divagar pensaremos en pingüinos, barcos, brujas, payasos y música de Carl Orff (el capítulo se abre con su "Street Song").

Esta semana se ha confirmado la salida de Archie Panjabi de 'The Good Wife'. Pese a su mal inicio de temporada, más raro que malo, era una pésima noticia para la serie. Esta sensación se acrecienta tras este episodio en el que han dejado que Kalinda vuelva a ser Kalinda. Su reencuentro con Lana y su papel en la investigación ha vuelto a situarla en el primer plano en "Shiny Objects".

Muy gracioso su chantaje al personaje ruso jugando con la actualidad política internacional. Interesante el diálogo que mantiene con Lana en la que ésta le cuenta cómo le confesó su homosexualidad a su madre días antes de morir. Kalinda parece afectada y prefiere no hablar del tema. Es la primera vez que vemos este tipo de conflicto en ella. Podría ser interesante hacer un viaje, a lo Tasciani, al interior de su cabeza.

Por último, resaltar el enfoque del caso autoconclusivo de "Shiny Things". Éste cambia según la conveniencia de las abogadas. Es curioso ver la forma en la que se trata a la mujer que hace la demanda por  despido improcedente. Comienza siendo una persona discriminada para terminar siendo un objeto arrojadizo contra la acusación de Perotti.  Entre principio y fin pasa también por el rol de "zorra" que maltrata a sus trabajadores.

Lo destacable es que sean mujeres las que provoquen todas estas situaciones que deben resultar incómodas al movimiento feminista y que no resulte especialmente sangrante. Se puede comparar con eso de que los  chistes sobre judíos sólo pueden ser hechos por personas judías, esto se veía muy claro en un capítulo de Seinfeld en el que el dentista de Jerry, interpretado por , cambiaba de religión para poder hacerlos.

Es difícil hacerlo sin que nadie se sienta ofendido, en ese sentido de nuevo mis más sentidos aplausos a los guionistas.

Old Spice

Diane Lockhart desarrollará su idea de cambiar sus actuales oficinas por las de 'Lockhart, Gardner & Canning'. Michael J. Fox volverá a escena y seguiremos disfrutando de las locuras de Tascioni.

jueves, marzo 26, 2015

Cosas sorprendentes que he aprendido hoy (III): La leyenda de el videojuego E.T de Atari 2600

Retomo esta sección sobre cosas que absurdas que me fascinan y sorprenden. Últimamente lo sorprendente es que publique pero esa es otra historia.

He descubierto un programa de radio, en realidad es un podcast, llamado 'Todopoderosos' en el que una serie de personas (Arturo González-Campos, Rodrigo Cortés, Juan Gómez-Jurado y el Monaguillo) hablan sobre un determinado tema. Este monográfico suele tratar sobre un asunto 'Frikie' o 'de culto'. Los escuchados hasta ahora han tratado sobre Woody Allen y sobre extraterrestres en el cine.

Esto no es una reseña sobre el programa pero sólo diré que me han gustado bastante los hasta ahora escuchados. Se trata de una tertulia en clave cómica en la que se habla a un nivel inteligible cuando uno tiene cierta base cinéfila y cierto espíritu 'frikie'. En fin, hablo de mucha literatura aquí pero soy ingeniero, con todo lo bueno y malo que eso conlleva.

En el monográfico dedicado a los extraterrestres se hablaba, por supuesto sobre E. T. y del videojuego paralelo que se había hecho con el entrañable bicho que protagonizaba la película de Steven Spielberg.

El videojuego, llamado 'ET The Extra-Terrestrial', fue diseñado por Atari en 1982 tras pagar veinte millones de dólares, de la época, por los derechos. En el intento de lanzar al mercado el juego en el mínimo plazo posible de tiempo, para aprovechar el tirón de la película, se hizo una auténtica chapuza que nada tenía que ver con la idea original o con el espíritu de la historia.

En este punto, y en mi condición de ingeniero, corroboro que las prisas suelen ser fatales para cualquier tipo de desarrollo que requiera cierto análisis y que busque aportar algo diferente a lo que ya existe. Por lo general lo que importan son los plazos, es decir; el dinero, y todo suele terminar siendo una copia low cost de otra copia, algo menos low cost.

En descargo de mi gremio diré que las intenciones de las primeras reuniones siempre son muy buenas. Quizás éste sea el problema al no partir de "algo" real y contando con medios siempre ajustados al presupuesto para que el de arriba no veo reducido su margen de ganancia por realizar su labor; no hacer nada.

Volviendo a lo E.T... Todo hacía pensar que, independientemente de su calidad, el juego arrasaría en ventas; el mercado de ese sector no hacía más que crecer y el éxito de la película había sido inmenso. Esto fue así, actualmente es el octavo videojuego más vendido de la historia con un millón y medio de copias vendidas, pero Atari se pasó de optimista en sus previsiones; produjo cinco millones de cartuchos.


No sé si era broma pero se decía que había más cartuchos que Ataris 2600. El caso es que a los tres millones y medio sobrantes hay que sumar aquellos que fueron devueltos tras las pésimas críticas de expertos y los propios fallos del juego. Atari no pasaba por sus mejores días y no podía dedicar dinero al almacenaje de esos inservibles cartuchos por los que decidió deshacerse de ellos.

Puede que lanzarlos al espacio hubiera sido la opción más poética de todas pero ciertos rumores decían que esa "basura espacial" había terminado enterrada en el desierto de Sonora en México. Todo olía a leyenda urbana de las buenas, de esas que nadie se molesta en comprobar.

Larry Hryb, un directivo de XBox, se empecinó en demostrar que aquella leyenda era cierto. Así, Microsoft, Fuel Entertainment y Lighbox decidieron emprender la búsqueda y hacer de ello un documental.

Eran varias las inexactitudes; el desierto no era Sonora sino Alamogordo en Nuevo México, donde, efectivamente, Atari tenía un vertedero. Allí, el 26 de Abril de 2014, se inició la excavación pese a los muchos obstáculos de tipo burocrático que los fanáticos de los videojuegos encontraron.

Durante la excavación se encontraron con muchos cartuchos de ET The Extra-Terrestrial dentro de su envoltorio original. La cantidad retirada no fue muy grande por la falta de tiempo y por la necesidad de rellenar de nuevo el vertedero tras la intervención frikie.



La leyenda entonces pasó a ser un hecho: Miles, quizás millones, de copias del peor videojuego de la historia habían sido enterradas en el desierto de Alamogordo en Nuevo México.

Avisé de su absurdidad pero he de decir que me ha gustado todo acerca de esta leyenda pese a no ser realmente importante y pese a que yo nací después que el videojuego. Me hubiera gustado que el cementerio hubiera estado en Sonora porque podría, de alguna forma que no me he planteado, haberlo vinculado con Bolaño. Mejor así.

Citado Spielberg, creo que por primera vez en la historia del blog, me sabría mal no aprovechar la ocasión de citar al gran John Williams. Este tándem hace da sentido a esa frase tan manida que se suele decir sobre el cine, el material con el que se fabrican los sueños. Si algún día no siento nada al escuchar esta música os pido que me enterréis junto a los cartuchos de ET The Extra-Terrestrial .



miércoles, marzo 18, 2015

'Libra' de Don Delillo

La primera vez que supe algo sobre Don Delillo fue hace tiempo, leyendo un libro que ahora no recuerdo. Tampoco recuerdo de qué forma aparecía. Quizás era un dedicatoria al comienzo de la obra, algo parecido "A Don Delillo" seguido de "al que tanto admiro" o "que tanto me ha enseñado". Puede que sea más probable que fuera una referencia a una cita suya, algo entrecomillado al comienzo de la novela o al comienzo de un capítulo, seguido del nombre del escritor americano.

No sé por qué pero creo que era Capote el que citaba a Delillo. Sí, definitivamente era una cita y no una dedicatoria. Sólo he leído dos libros del autor de 'A Sangre Fría', ésta y 'Música para camaleones', y tardaría menos en comprobarlo que en divagar sobre ello.

Si me dejo llevar no descarto que encontrara esa cita en un libro de Ray Loriga. No sé porque siempre pienso en Ray Loriga cuando se dan este tipo de situaciones en las que intento recordar este tipo de cosas. Desde que dejé a medias 'Ya sólo habla de amor' no he vuelto a leer nada suyo. Desde ese momento sospecho que ya no me gusta ya nada de lo que escribe.

Sólo son prejuicios, aunque posiblemente son los prejuicios más justificados que jamás haya tenido; novelas para adolescentes sobre vampiros o críticas negativas hacia él hechas por escritores que se suponía que eran amigos del autor de 'Tokio ya no nos quiere'. De todas formas no le demos a esto una importancia que no tiene.

Volviendo a Delillo, cuando decidí que tenía que leer algo de este autor pensaba que éste se llevaba pocos años con gente como Hemingway o Kerouac. Algo más joven que ellos o quizás mucho más pero el caso es que pensaba que era un escritor que había muerto hace años.

Con la obra ya elegida, 'Libra', pero sin haber comenzado a leerla busqué información sobre el autor y descubrí que estaba vivo. Mi mente dijo algo parecido a un "vale" o a un "de acuerdo". No le di importancia y no me alegré, sé que lo haré en un futuro, ni me entristecí, sólo comencé el libro.


'Libra' cuenta cómo se fraguó el asesinato de John Fitzgerald Kennedy. En cuanto a la trama en sí, como hecho histórico del que uno nunca puede estar seguro que fuera como nos dicen, no aporta nada a lo ya dicho en la gran 'JFK' de Oliver Stone. Esto no importa, más allá del hecho de saber lo que va a ocurrir, cuando uno aprecia el estilo de Delillo; clásico, muy efectivo, de tono periodístico y americano, si es que se puede describir algo traducido así.

Sí que he descubierto cosas que nos sabía sobre Harvey Lee Oswald. Detalles sobre su estancia en Japón, ésta es sin duda mi parte favorita, Rusia y su regreso a Estados Unidos. Cómo es captado, la relación con su madre, con su esposa. También otros pequeños detalles que se me escapaban, como que a JFK le decían Jack o Lancer como su nombre clave a efectos de seguridad.

Libro relativamente largo, no creo que llegue a las seiscientas páginas, que se lee con bastante facilidad cuando uno aprecia el estilo y siente cierta curiosidad histórica. Sin duda regresaré a Delillo.

Como siempre hago, tras leer 'Libra' he buscado en el indice de 'Entre Paréntesis', de Bolaño, el nombre de Delillo.  Este libro recoge todo lo escrito por el chileno en columnas de opinión, en notas acerca de de otros autores o rarezas varias como pregones o entrevistas. Había una página en ese glosario de autores en la que Bolaño hablaba del americano. Era la 183 y lo citaba, de pasada y junto a Thomas Pynchon, como ejemplo en una comparación de ambos con Philip K. Dick.

Hablaba de un presunto plagio "descarado" de Martin Amis; "Para Fresán, 'La flecha del tiempo', de Martin Amis, es un plagio descarado de 'El mundo contra reloj'. Yo prefiero creer que Amis rinde con esta novela un tributo a Dick o a algún antecesor del mismo Dick".

Me gusta K. Dick, aunque admito que sólo he leído 'El hombre en el castillo', y me gustaría indagar un poco más en él para poder leer la biografía que Emmanuel Carrère escribió sobre él. Así, he comenzado 'El mundo contra reloj'. Eso será otra historia. Supongo.



jueves, marzo 12, 2015

'The Good Wife' 6x04 Recap "Oppo Research"

No sé qué cojones ha pasado pero resulta que en Fox ya han emitido el capítulo ocho. Me falta disciplina o una guía de televisión que incluya la programación de los canales de pago de forma más detallada.

Me estoy arrepintiendo de haber trasladado al blog lo escrito en otra plataforma. Quedó dicho en su día y lo haré hasta el veintidós. Saco en claro que no voy a hacer lo mismo con la prescindible 'Constantine' o con 'House of cards'. Por muy buena que esta serie sea el blog va sobre otra cosa.

Este capítulo estuvo bastante bien y resultó ser un punto de inflexión en la temporada. Algunos asuntos no han vuelto a tratarse o no se desarrollaron. Es el "pero" que achaco a esta serie, creo que quiere contar demasiadas cosas.

Hubo un comentario alabando el capítulo. También cuestionaba la necesidad de resumir el capítulo de una serie. También me lo he preguntado porque por mucho que yo quiera darle un toque diferente al final termina siendo un resumen. Una enumeración de hechos y frases textuales cogidas del episodio de turno. Algo demasiado extenso por mi forma de escribir y por mis ganas de... ¿agradar? o de hacer algo demasiado perfecto que al final termina siendo "una cosa más" a medio camino de todo.

Cosas positivas las hay porque el ritmo de publicación, un día o dos después de la emisión en USA, me obliga a ver cada episodio subtitulado en inglés. Creo que ahora me cuesta menos que al principio aunque supongo que depende de la complejidad del capítulo.


'Oppo (Opposition) Research' es el término con el que se define a la investigación que el candidato a un determinado cargo hace a su rival con el fin de desacreditarle. En 'The Good Wife' hemos tenido varías de éstas en las anteriores aventuras, políticas en este caso, de Peter Florrick.

En esta ocasión es Alicia la que es sometida a una investigación ante su más que posible, aún no se atreve a pasar del "No lo sé", carrera electoral para ser fiscal del estado. No lo hace contra Castro, su rival, sino contra sí misma. Este 'Personal Research', desenterrar los cadáveres propios, es ya una vieja costumbre de Eli Gold.

Eli no puede dedicarse a tiempo completo en la campaña por lo que decide delegar en un antiguo consejero de Obama durante la campaña de 2012. Se trata de Johnny Elfman (Steven Pasquale) que llega al apartamento de Alicia cargado de dudas, no está seguro de aceptar el encargo de Gold, y de un montón de trapos sucios.

Antes de la llegada de Elfman, Florrick conversa con Eli sobre la conveniencia de tener a un jefe de campaña que no conoce. También promete no usar la fina ironía a la que nos tiene acostumbrados, primera promesa electoral que veremos incumplir varias veces a lo largo del capítulo.

Esqueletos en el armario


Antes de abrir la carpeta donde se guardan los trapos sucios de los Florrick, Eli le dice a la cabeza de familia que debe decidir entre tomarse la pastilla roja o la azul. Ella no va a ser menos que Neo por lo que elige la roja... "Lets go".

El primer cadáver es el más obvio porque es el que más huele. Se plantea un listado de clientes de 'F, A & L' cuya defensa podría suponer un arma arrojadiza para su candidatura. Están, entre otros, el carismático Sweeney, le echamos de menos, y Lemond Bishop. Los dos consejeros le advierten que debe desembarazarse de este último.

El siguiente problema afecta a su hijo Zach (Graham Phillips). Es el que más hace enfadar a Alicia; es el menos esperado y es la señal de que tras esa mentira puede haber otras muchas. Durante el verano anterior Zach dejó embarazada a su novia Nisa (Rachel Hilson). La memoria fotográfica de Alicia nos transporta, vía flashback, a la imagen de su hijo saliendo del apartamento para ir, en teoría, a visitar universidades en Boston en lugar de acudir, en realidad, a una clínica abortiva.

Durante todo el episodio regresamos a escenas de Zach sonriendo y mintiendo a su madre. En algunos de estos frames se nos sitúa en la consulta donde Nisa abortó junto sus padres, en el estado de Illinois se precisa de una aprobación de los tutores de la menor para llevarlo a cabo, y Zach. Mientras que la mentira de éste se nos repite como si fuera un bucle, haciéndose cada vez mayor, el cabreo de Alicia aumenta y no tarda en llamar a su marido para preguntarle si él sabía algo.

Éste no sabía nada, habrá tiempo para arreglarlo porque la prioridad del Gobernador pasa a ser la de poner sus barbas a remojar. Nada más colgar telefonea a Eli para pedirle que no diga nada de su becaria, aquella que no usaba ropa interior, porque en realidad no ha pasado nada entre ellos. Más tarde comprobaremos que esto es cierto; el idilio parece estar ocurriendo con la atractiva madre de la interina

Cristianismo 3 Ateísmo 0


Llega el turno de descubrir los pecados de la madre y del hermano de Alicia. Éste último, Owen (Dallas Roberts), ha estado saliendo con un hombre palestino casado que, para más inri, es actor porno gay en películas en las que se practica sexo sin protección. Ella se queda algo abrumada, "No sé qué contestar a eso", le dice a Eli.

Por su parte Veronica (Stockard Channing), la típica madre de otro que nos cae simpática pero que nunca querríamos para nosotros, dio unos azotes a un niño en una tienda de ropa mientras una cámara de seguridad la grababa. Es entonces cuando Alicia tira de la recientemente prohibida ironía y anota; "Hablar con mamá sobre pegar a niños. Hablar con Zach y con Owen". "Y con Bishop", le recuerda Eli.

Es en este punto donde pregunta por Grace, que tiene una "cristo-party" montada mientras se produce esta reunión. Eli pone cara de preocupado y parece que va a decirle que es la nueva Miley Cyrus pero se ríe. Era broma, "Cristianismo 3 - Ateísmo 0" dice Alicia que, ya de paso, admite cambiar su radical ateísmo por un leve agnosticismo, término que siempre lleva acompañado un debate interno.

Los muertos que Alicia tiene bajo su alfombra son ya conocidos y han sido recientemente usados por Castro para sacarla de sus casillas. Es el caso de Will Gardner, Johnny le muestra una foto en la que aparecen ambos en un ascensor. Ella dice que puede justificarlo y que además ese "muerto" es el único que no necesita comillas por lo que no puede haber problema con la otra parte.

También le muestra una imagen de Finn Polmar abandonando el apartamento de Florrick a las 8:27 de la mañana. Es la misma que Castro usó para conseguir que Peter, entre otras cosas, le vaciara un vaso de agua sobre su brillante cabeza, más aún después de la provocación del fiscal.

Cuando llega el turno de hablar de Peter, Eli trata de quitar hierro y dejarlo para otra ocasión, tal y cómo éste le ha pedido minutos antes por teléfono. Sólo sale a colación el particular "one-night stand" de Kalinda y Peter. La investigadora le confirmará le historia minutos más tarde en una cafetería en la que ambos protagonizan una escena muy 'Pulp Fiction'.

Al finalizar esa extraña reunión a Johnny parece gustarle Alicia y accede a colaborar con ella. Antes le dice que en dieciocho años de carrera no había visto a nadie tomarse mejor tantos momentos "Come to Jesus" seguidos.

Caballo de Troya


Lemond Bishop debe declarar acerca de sus bienes inmobiliarios. Los socios de 'F, A & L' encuentran en esta citación la excusa perfecta para librarse de él aludiendo un conflicto de intereses con la defensa de Cary. Éste se niega al sospechar que esos motivos no son los verdaderos. Así se lo confiesa Kalinda, que sabe de la carrera electoral de Alicia tras haber hablado con Eli sobre su relación con Peter.

Es chocante este arrebato de sinceridad de la investigadora. Quizás sólo le deba una pero también puede que sea una especie de venganza contra Alicia por desenterrar aquella historia o simplemente sea información a cambio de futuros beneficios que nos son desconocidos en este punto.

Bishop decide vengarse creando una web para recaudar fondos para la campaña de Florrick. Esto, en cierta manera, une su destino al de Alicia, dándole a ésta un buen motivo para continuar con su defensa.

Veronica & Owen


Alicia reúne a su madre y hermano para anunciarles que se presentará a fiscal del estado y para planear con ellos una estrategia que mitigue las consecuencias de los temas que han salido a la luz en la reunión con Elfman y Gold.

Veronica, que se está leyendo 'El Jilguero' de Donna Tartt y además le está gustando, se lo toma a la ligera y dice que la madre del niño azotado debería felicitarla por la azotaina. Finalmente accede a disculparse y así el problema se cierra, no sin que la madre del niño amenace con una demanda que se queda en nada ante otra amenaza de demanda por parte de Florrick. En fin, dos primeras partes contratantes... Como se dice al principio del capítulo, "esto parece una película de los hermanos Marx".

Antes, Alicia le habla a Owen sobre seguridad sexual y termina preguntándole por Phil, así se llama el actor porno. Éste se indigna, tira por el fregadero el vino que le queda en la copa y se marcha enfadado. Un desperdicio; el vino debe ser bastante bueno.

Más vino


Alicia, tras hablar con su madre, con su hermano y tras intentarlo con su hijo, decide reunirse con Finn Polmar para asegurarse de que él, ante cualquier pregunta al respecto, confirmaría que la visita a su apartamento, y a esas horas, estaba motivada por asuntos legales. Le dice que sí, "Claro". Ella pide una copa de vino mientras que él encarga otra bebida porque está de buen humor. A veces no hacen falta más motivos.

Bromean sobre las rencillas que han surgido a resultas del acusación contra Cary y le pide que le acompañe en su particular celebración, "Vamos. Coge un taxi. Toma algo conmigo". Ella dice que "Mejor no".

Antes de marcharse Finn le advierte sobre Castro. Éste quiere asustarla, golpearle donde ella es más vulnerable. No le coge por sorpresa pero no lo ve venir a corto plazo y se marcha tranquila en su coche.

Nada más avanzar unos metros un policía le ordena que pare y le hace unas pruebas de alcoholemia que pueden dejarla en mala situación en caso de ser sacadas de contexto. Esto, por supuesto, ocurre al ser pillada/fotografiada y horas más tarde su posible adicción al alcohol ya es un debate público en la red.

"Me presento a la fiscalía"


Alicia por fin consigue contactar con Zach. Éste ya ha hablado con su padre y sabe qué le va a interrogar su madre. Ésta le reprocha aquello de mentir sobre su visita a la universidad de Boston y termina preguntándole si había fumado hierba, esta duda y consiguiente negación viene de temporadas anteriores. Cuando éste va a contarle una nueva milonga, o quizás la verdad, Alicia le corta y le pide que no se comprometa a sí mismo; va a presentarse a la fiscalía.

Esto puede considerarse un hito en la temporada a nivel Zapatero diciendo "crisis" o a nivel Rajoy pronunciando "Bárcenas", exagerando algo quizás. No es un "Estoy pensando presentarme" ni un "no estoy segura". La frase no lleva condicionales, es un claro "Me presento a la fiscalía", en inglés ("I'm running for state's attorney").

Alicia continúa diciendo a su hijo que van a cuestionar sus habilidades como madre y que en el momento en el que le pregunten sobre el tema del aborto conteste que él le pidió consejo. Éste sería el de seguir adelante con el embarazo. Zach y su novia se habrían opuesto a la idea de Alicia, estando en su completo derecho, decidiendo así continuar con el aborto.

Por último le dice que se lo pase bien en la universidad y cuelga. No le ha pedido nada del otro mundo; sólo es una mentira más.

'Oscuridad a mediodía'


Durante los primeros minutos de "Oppo Research" Alicia está viendo la serie a la que se enganchó mientras estaba de duelo por la muerte de Will. En este episodio, metacapítulo, se produce un asesinato en el que el tipo que dispara no deja de decir frases pseudofilosóficas. Tras disparar aparece un ciervo que en realidad es el alma del asesinado. Esta breve escena me trajo a la cabeza fragmentos de 'The Killing', 'True Detective' y 'Hannibal'.

El nombre de la serie no decepciona, 'Oscuridad al mediodía', y tras el episodio se produce una charla/coloquio en la que aparece el ya habitual cameo en 'The Good Wife'; Joe Weisberg, creador de 'The Americans', tal y como anuncia el entrevistador (que también hace un aviso de spoiler que Alicia se traga al no cambiar de canal a tiempo).

Secretos y Mentiras


Se podría decir que "Oppo Research" ha sido un homenaje a los secretos y mentiras que los personajes han guardado durante toda la serie. Lo meritorio ha sido arreglar estas mentiras a base de taparlas con otras más grandes aún.

Es lo bueno de 'The Good Wife', no se limita a una resolución clásica de conflictos basada en reconocer errores o dejando moralejas a cambio del perdón. Lo malo de ser pillado en un renuncio no es que hayas actuado mal; es que te han pillado. Ahora no queda otra; arréglatelas de la mejor manera que sepas.

La confirmación de la carrera de Alicia empieza como un huracán dejando muy comprometida su relación con hermano e hijo e hipotecándo su posible futuro como fiscal del estado con Bishop. No parece que el chantaje al que éste le somete vaya a terminar el día de las elecciones.

Una copa de vino es a "Oppo research" lo que era la expresión "Dios" a "Dear God", el capítulo anterior. Ya dije en el primer recap de la temporada que el vino le daba a Alicia la capacidad de ser humana, madre o mujer. En este primer capítulo centrado en su carrera electoral parece haberse mezclado lo personal con lo profesional. Le han obligado a hacerlo pero fue ella la que se tomó la pastilla roja. Puede que tragarse una pastilla con la ayuda de una copa de vino no sea la mejor de las decisiones.

'Shiny Objects'


"Shiny Objects" es el título del próximo episodio de 'The Good Wife'. En él volveremos a ver a Dean y Alicia trabajando en un caso de discriminación sexual. Nos rencontraremos con la excéntrica abogada Elsbeth Tascioni. Se emitirá el próximo Domingo en la CBS americana.

Google+ Followers

Comparte en Facebook