jueves, febrero 19, 2015

'The Good Wife' 6x03 Recap: "Dear God"

Cuesta seguir el ritmo de la emisión de 'The Good Wife' en Fox hasta cuando sólo tengo que hacer copy/paste. Además, al no estar obligado a tener que publicarlo para obtener una muy pequeña suma de dinero a cambio se me olvida hacerlo. Eso dice mucho de mí.

Recap muy obviado, que es la tónica general de todas mis publicaciones. En especial este episodio fue de los menos importantes de la temporada por lo que también fue un recap de transición.


'The Good Wife' 6x03 Recap: "Dear God" 
A la espera del juicio
"Dear God" comienza con Cary Agos sentado frente a la oficial que va a evaluar las garantías de su libertad bajo fianza. Una funcionaria, llamada Joy Grubick (Linda Lavin), que realiza un informe del preso y con ayuda de varios testigos colaterales; Alicia como empleadora, entre comillas y de muy mala gana, y Diane como abogada.

En base a las respuestas que los tres socios de 'F, A & L' le dan realizará un informe favorable, o no, a la libertad condicional de Cary.

Esta funcionaria no parece muy agradable, es una especie de Terele Pávez haciendo de señora enfadada, y por mucho que diga que quiere ayudar parece que en realidad quiere pagar su congelación de salario con el elegante joven que tiene delante a base de recordarle que su vida ya no será la que fue.

Chaquetas metálicas completas
El caso que nos ocupa esta semana es el de la disputa de un proveedor de semillas genéticamente tratadas, llamadas "chaquetas metálicas completas" por su resistencia, con un terrateniente que parece haber sembrado estas semillas sin haberlas comprado.

Ambos son hombres de la vieja escuela. Tipos de fuerte fe que deciden que la disputa sea arbitrada de forma cristiana en lugar de hacerlo ante un juez convencional. Un "Que sea lo que Dios quiera".

La persona que realiza este arbitraje es Del Paul, una especie de pastor que decidirá quién es el "bueno" y quién es el "menos bueno" de los dos. Este personaje está interpretado por Robert Sean Leonard, el inolvidable Wilson de 'House'. Se podría decir que 'The Good Wife' es el cielo al que van los protagonistas de 'House'. Ya vimos en temporadas anteriores a Lisa Edelstein, como Celeste Serrano, en esta serie. Parecía, y así se nos informó, que iba a tener un papel recurrente en la serie pero Dios tenía otros planes para ella; su participación se limitó a tres episodios.

"Bienvenidos al arbitraje vinculante cristiano", dice el bueno de Del Paul en boca del aún más bueno Robert Sean Leonard, creo que no podemos decir que este actor haya nacido para dominar muchos registros.

La discusión, sobre un organismo genéticamente modificado, parece abandonar cualquier explicación científica o jurídica para basarse en las leyes de Dios y en su voluntad en forma de viento.

"Dios no ve como el hombre ve, pues el hombre mira la apariencia exterior, pero el Señor mira el corazón". Dice Del Paul.

El terrateniente acusado parece reconocer que había replantado semillas de forma ilícita desconociendo que esto no era legal a los ojos de dios y de la ley. El debate entonces parece estar en aquello de pecar sin saber que estas pecando y delinquir sin saber que estás cometiendo un delito. Ignorancia muy conveniente en este caso.

Grace
Al saber que este capítulo se titularía "Dear God" supuse que en 'The Good Wife' aparecerían, de nuevo, los hijos del matrimonio Florrick . Sí que lo hace Grace (Makenzie Vega), que es católica "pero" muy inteligente. Este "pero" lo extraigo de la conversación que mantiene con Alicia, biblia en mano, intentando encontrar el versículo adecuado que logre convencer al árbitro cristiano.

Debaten sobre lo que ocurre en la conciencia del pecador cuando ejerce como tal y del significado de las frases que convenientemente elige Alicia, sacadas de contexto de forma selectiva. Al fin y al cabo "es lo que un abogado hace".

Grace le explica que el significado de la biblia reside en su totalidad y no en frases concretas. También le dice que la biblia es poesía que intenta describir algo que tiene sentido. Para encontrarlo hay que echarle mucha fe y Alicia no parece ir por ese camino por muy inteligentes que resulten las explicaciones de su hija. Ambas se ríen de ese "católica pero muy inteligente".

Sexta Enmienda
El caso de Cary Agos se ha contaminado con la carrera electoral "fantasma" de Alicia para fiscal del estado. En la conversación de ésta con la funcionaria que realiza el informe sobre la libertad de Agos intenta sacar a colación las amenazas que Castro hizo al abogado.

Alicia intenta probar esa conexión de intereses grabando una conversación con James Castro en la que éste ofrece la libertad de Agos si testifica contra Bishop. Deja así entrever que no sería muy bueno para su campaña que su socio estuviera encarcelado.

Es entonces cuando Alicia saca el móvil, en modo grabadora. Castro lo coge con cara simpática y parece que se va a arrancar a cantar pero lo único que dice es: "Postularse es una mala idea, Alicia. Muy pocos santos sobreviven a la investigación del oponente...".

Mientras tanto el informador de la banda de Bishop y principal testigo de la fiscalía, Trey Wagner, ha desaparecido. Esto es bueno para Cary porque la fiscalía parece no tener caso por aquello de la sexta enmienda, un acusado tiene derecho a enfrentarse con su acusador, pero existe una grabación en la que Kalinda aparece abordando a Wagner.

Finn Polmar quiere usar esto, amenaza a un testigo, para intentar revocar la fianza. Para lograrlo cuenta con la declaración de la mujer de Trey Wagner, que sustenta lo visto en las imágenes. También cuenta con el testimonio del detective que detenía a Cary en el primer episodio de la temporada. Gary Prima interpretado por John Vertimiglia, al que recordamos como Artie Bucco en 'Los Soprano'.

Kalinda, que últimamente no parece estar a lo que debe estar, consigue otra grabación en la que la señora Wagner aparece con otro hombre, bastante peligroso según sus antecedentes. La defensa expone una conexión, muy conjetural, entre la desaparición del testigo y la búsqueda de una nueva vida de su mujer. El juez ante la falta de certezas decide que sea la funcionaria quién decida la viabilidad de la fianza de Cary Agos.

"Dios. Estoy Jodido", dicho por Cary, es la enésima referencia a Dios en "Dear God", valga la redundancia. Vistos los malos humos que gasta la funcionaria parece que va a revocar la fianza pero no; milagro. Ésta ve en Cary a un hombre que quiere "luchar por su trabajo... Está decidido a recuperar su vida" y no pone ningún pero a su libertad bajo fianza.

No todo es alegría tras esta decisión ya que Kalinda sale muy tocada tras lo ocurrido tras la primera liberación de Cary.

"Dios, no hay ninguna campaña"
Alicia niega por activa y por pasiva su candidatura "fantasma" ante nuevas filtraciones en la red. Esta vez de un blog anunciaba que la señora Florrick había abierto una oficina de campaña.

De esto se hace eco una radio y el rumor se difunde más rápido que las semillas arrastradas por el viento. Los socios de Alicia están preocupados y le preguntan por la veracidad de la noticia.

Más tarde un integrante del Caucus Negro se postula como miembro de la campaña y dice que ha sido enviado por el Gobernador. Ésta entonces corre, como alma que lleva al diablo porque ya no encuentra más maneras de decir "No", para pedirle explicaciones a su marido y acude a un acto público en el que éste está ofreciendo un discurso.

Tras una pequeña conversación con Eli se encuentra con Gloria Steinem, activista y símbolo feminista en el mundo real, que le dice que le parece estupendo que vaya presentarse a fiscal del estado. Es aquí cuando vemos que el "no" rotundo de Alicia evoluciona a un "no estoy segura".

La semana pasada decía que Alicia necesitaba un mensaje más efectivo que lograra estimularla para presentarse pero parece que lo que realmente necesita es que el mensajero sea una persona admirable. En este sentido es importante que tampoco sea político ya que "seguimos odiando a los políticos".

"La gente la respeta y puede marcar la diferencia. Necesitamos más buenas mujeres que se presenten." Esta frase hace que desde ese momento Gloria Steinem sea para Alicia Florrick lo que era Humphrey Bogart para Woody Allen en 'Sueños de un seductor' (Se me vino a la cabeza este símil por el parecido de la activista con Diane Keaton). Una especie de motivadora que se le aparece para darle ánimos y buenos consejos (En teoría).

Providencia
En "Dear god" todo parece quedar a expensas de la mano de Dios, con los riesgos que eso conlleva en el mundo legal y material en el que se mueve 'The Good Wife'. Por un lado el árbitro cristiano del caso decide dejar de lado lo "cristiano" para empezar a basarse en hechos.

Un meteorólogo confirma que eso de las semillas arrastradas por el viento puede ser cierto y el acusado al ser preguntado confiesa que sí, replantó las semillas. Cuando parece que todo va ir en contra de éste logra un acuerdo, cara a cara, con el proveedor. Pagará el precio de las semillas si se le aplica un pequeño descuento.

No hay abogado de por medio por lo que no hay ganancia en este caso más allá de lo espiritual. Alicia reconoce que "no está genéticamente construida para creer en Dios" mientras que Dean, que de la noche a la mañana se ha hecho con un gran hueco en la serie, le confiesa que casi se hace cura pero que con 'Matar a un ruiseñor' le llegó la vocación del derecho.

"A veces el mundo necesita tipos malos"
Eli visita a Alicia para comunicarle que Peter, a falta de un candidato mejor, apoyará a Castro. Alicia le dice que Castro es un mal tipo a lo que Gold responde que "a veces el mundo necesita tipos malos".

Es en este momento cuando esta trama queda también en manos de la providencia. La imagen que refleja esto la hemos visto minutos antes; Eli tumbado en el sofá cuando Alicia va a quejarse de las filtraciones.

Gold ha hecho su trabajo. Todo queda en manos de factores que no puede controlar pero que de alguna manera, cuestión de fe quizás, sabe que le van a favorecer; a Alicia se le sigue apareciendo Gloria Steinem, con una especie de aureola incluida, y discute de nuevo con Castro.

El fiscal del estado, tras la resolución de la libertad de Cary, cruza esa línea que todos tenían presente pero que nadie se atrevía a cruzar. Le dice que se postula a fiscal por venganza al considerarle culpable de la muerte de Will Gardner, "su amante" según los rumores. Es entonces cuando Alicia se gira, pone su mejor de cara de mala hostia y le dice "Ya hablaremos".

A continuación nuestro punto de vista es el de alguien que recorre de manera decidida los pasillos de la oficina del gobernador. Los funcionarios la esquivan con cara asustada; ¿Esperanza Aguirre conduciendo por Malasaña mientras arrampla con todo lo público? No, es Alicia Florrick entrando en el despacho de Eli Gold diciendo:

"Si me presentara... ¿cuál es el plan?"

Bravo, Eli.

Conclusiones
Con "Dear God" la calidad de la temporada se mantiene y puede que incluso mejore al estar dejando en una las tramas de la ya segura campaña de Alicia con la de la acusación de Cary. Esta última se recrudecerá según se vaya perfilando la candidatura de la esposa del gobernador.

De lado y manteniendo su vida propia, quedan los problemas del matrimonio Florrick y la lucha de poder en F,A & L. La forma de contar esta última, utilizando las preguntas de la funcionaria, a la que daba vida la prolífica Linda Lavin, y las respuestas condescendientes de los tres socios me ha parecido magnífica. Contraste entre la situación idílica y la situación real.

Cary no termina de confiar en Diane y en Dean. Los departamentos que este último trajo de Lockhart & Gardner precisan de una expansión del bufete en todos los sentidos. Necesitan espacio físico; un despacho mayor. Ante la falta de liquidez para afrontar la compra de la planta superior aceptan un préstamo de los nuevos socios. Éste no será gratis ya que a cambio de esas parcelas físicas reclaman parcelas de poder que dejan dividido al bufete. 2 a 2. Empate.

Todo esto es contado casi de pasada, de forma velada en flashbacks en mitad de las declaraciones a la funcionaria, pero nos deja una idea bastante clara de esta nueva situación que, previsiblemente, perjudicará a Cary Agos.

El caso autoconclusivo no ha sido relevante para la trama general de la serie y sólo ha servido para dar el toque teológico que ha tenido todo el capítulo. Múltiples referencias a dios en versículos o simplemente en expresiones de tipo "Ay, Dios". Quizás también las decían antes y nome había fijado. Uno suele estar más pendiente de los "fuck" que de los "god", con perdón.

Por último, resaltar lo previsible; la candidatura de Alicia se confirma. Hemos tenido el cameo de turno. La semana pasada era Valerie Jarrett y en ésta ocasión le ha tocado a Gloria Steinem. A su modo también ha hecho su cameo, uno muy literario, Lee Harper con su 'Matar a un ruiseñor'.

Lo inesperado es el rescate de Will Gardner. No como fantasma; es el reactivo que acelera todas las decisiones. La de Diane de dejar 'Lockhart & Gardner' y la de Alicia de presentarse a fiscal del estado.

miércoles, febrero 18, 2015

'Darse a la lectura' de Ángel Gabilondo

Es posible que me esté subiendo con esta lectura al carro del oportunismo o de lo noticiable, más cuando hago una reseña de ello. Puede que sea así pero también puede que sea un oportunismo atemporal que en su día aproveché para empezar a leer las entradas que Ángel Gabilondo escribe en 'El País' tras saber de su existencia, a raíz de ser nombrado ministro de educación en 2009.



Hay que decir también que la figura de Gabilondo me interesa, en gran parte, porque es catedrático de filosofía, especializado en metafísica, y yo ando iniciándome en ese mundo, este año me matriculé en varías asignaturas del primer curso del grado de filosofía.

Reconozco que no se trata de una lectura sencilla. Esto puede que sólo sea problema mío porque está costando mucho que mi mente de ingeniero se transforme en otra que no admite certezas y que no está delimitada en una especie de marco de lo real o tangible. Este párrafo incomprensible es un buen ejemplo de la impotencia que a veces uno siente cuando quiere explicar algo y no puede, o cuando quiere entender algo y tampoco puede.

El libro se compone de diferentes textos, cada uno con el título que indica de qué se va a hablar,  en los que Gabilondo hace apología de la lectura. Leer cada uno de estos ensayos, que forma uno más extenso, puede resultar obvio o incluso ligero, una vez que te acostumbras a la forma en la que Gabilondo vertebra su discurso, pero uno vez terminado llegas a la conclusión de que has descubierto muchas cosas que antes te eran desconocidas.

Aquí aclaro que con ese "descubrir muchas cosas que son desconocidas" me refiero a "cosas" no tangibles, a respuestas o modos de encarar situaciones de los que nunca te habías preocupado. Creo que la filosofía va de eso, de tener conocimiento, herramientas de juicio o de acción para poder mejorar en muchos aspectos.

De 'Darse a la lectura' me quedo con varios conceptos. De la lectura como acción para mejorar en muchos sentidos y sin que el hecho de leer sea un pasatiempo, o que no sólo sea eso, o algo molesto que te quita tiempo para otras hacer otras cosas que sí están aceptadas como "acciones" en sí.

La entrada del lector en la ficción, que en realidad no es tal porque puede llegar a ser vivida y nosotros podemos ser otros. También, con lo que leemos, podríamos ser nosotros al cuadro, con el miedo que eso puede dar.

Lectura como actividad nocturna o lectura como poder que se puede retirar a una parte de la sociedad para así desarmarla, de forma literal. Es la retirada de una voz a aquellos que deberían quejarse o al menos preguntarse por qué el sistema es el que es. Es lo que ha ocurrido con la mujer hasta el siglo XX, Gabilondo cita a Virginia Woolf preguntándose por qué hay tan pocas escritoras.

Lectura como germen de la escritura; "Una de las consecuencias de leer es que si uno se descuida acaba escribiendo". Una novela no termina tras leer la última página porque pervive y en ocasiones empuja a la escritura, en este sentido me veo reconocido porque me ocurrió en su día.

Como conclusión, es un enorme homenaje al lector dándole la importancia que éste tiene. Gabilondo cita a Roland Barthes, filósofo que 'En la muerte del autor' destaca la importancia del lenguaje, por encima del autor, éste no sería más que alguien que reúne ciertas ideas que pertenecen a una cultura que todos compartimos. El lector nace cuando el autor muere y en él se desencadena la acción literaria. También son citados otros como Foucault, en la línea de Barthes pero rellenando el hueco del autor por otro tipo de funciones, que ahora mismo no recuerdo pero que debo tener apuntadas en algún lado.




martes, febrero 17, 2015

Culparé a un simple giro del destino

Esta mañana un amigo me ha enviado la canción de un grupo llamado Villagers, 'Nothing Arrived' era el título. Éste la había escuchado en Radio 3 camino del trabajo y me la mandaba a modo de recomendación.

La canción era muy agradable. Así, le respondí a mi amigo diciéndole que me gustaban y que además "me recordaban a Coldplay cuando tenían personalidad". Insultar al grupo de Chris Martin es una forma de hacerme el interesante que me resulta imposible evitar.

No indagué mucho, el grupo tampoco era para tanto, pero sí que vi que habían grabado una versión de una canción de Bob Dylan. No indicaba cuál era pero no dudé en pulsar el enlace. Los primeros segundos de escucha me resultaban familiares y las primeras palabras que el cantante decía me confirmaron que la canción era 'Simple Twist of Fate'.

"They sat together in the park / As the evening sky grew dark..."

Y claro, he pensado en la versión de esta canción que hizo Jeff Tweedy, que es la que más he escuchado. Todo parecido aunque con ese matiz que el cantante de Wilco le da a todo lo que canta. Mi mente se ha disociado del sonido de la versión de Tweedy y se ha ido a otra acústica. Una que no existió pero que pudo haberlo hecho hace nueve días (Empecé a escribír esto el día 11 de Febrero aunque se publique el 17) cuando actuó en Madrid. Se podría haber asemejado mucho a esta grabación.


Tweedy hizo una parte eléctrica con la banda que le acompaña en la gira del disco que grabó con su hijo Spencer. Tras esta parte hizo otra acústica donde tocó muchas joyas de Wilco. No hay que reseñar mucho más, sólo que no paró de descojonarse durante todo el concierto y que de nuevo volvió a lanzar varias frases ingeniosas entre canción y canción.

La que más me gustó es una en la que Jeff volvía a incidir en lo que disfrutamos los españoles de la tristeza; “Contadle a los demás lo que se han perdido y decidles que fue tan divertido como depresivo”. Esta frase también era, en parte, una queja por la poca gente que allí nos habíamos congregado.

Volviendo al tema de Dylan versionado por Jeff Tweedy. Al haber escuchado del tirón las dos versiones me he dado cuenta que el comienzo de una estrofa era diferente a la versión de Villagers, que es la fiel a la original de Dylan, que dice "People tell me it's a sin / To know and feel too much within".

La versión de Tweedy en cambio dice "People tell me that it's a crime / To feel too much at any one time". Aparte el líder de Wilco cambia gran parte de la estrofa que precede a la que contiene las anteriores líneas pero sólo me fijé en ésa porque me gustaba y porque, si he de ser sincero, mi inglés no da para tanto.

Cierro el apartado de versiones de 'Simple twist of fate' con la adaptación que hizo Nacho Vegas cuando se la trajo al castellano. De cierta forma también la hizo suya, Ancha es Castilla cuando uno se pone traducir poesía, le añadió matices y algunos de sus lugares comunes. Ella ya no nació en "Primavera" sino en "Gijón" y él no nació "demasiado tarde", nació perdido.


Flaco favor me hago al incluirme pero en su día, yo también versioné, a mi modo, la canción de Dylan en un relato que publiqué aquí llamado 'Un simple guro del destino'. Miedo me da leerlo porque es la versión 1.0 de otro que fue publicado en la Revista Amateurs en Noviembre de 2011.

El relato sufrió otra remodelación, cuando en otro nuevo y simple giro del destino fue incluido en una recopilación de relatos que impulsó la propia revista. Esta versión definitiva es la que más me gusta, sólo por el hecho de la que la modifiqué hace menos de un año y es la que más se parece a mi "yo" actual, pero no está disponible en su forma online, sólo existe en el libro.

Aquí termina un post de difícil publicación, aunque de fácil escritura. Cuando una habla de lo que le gusta mientras escucha buena música habita en una burbuja de la que es difícil salir.

domingo, febrero 15, 2015

'The Good Wife' 6x02 Recap: "Trust Issues"

Llega con retraso este segundo recap publicado por en su día en otra web. Esta reescritura ha sido poco más que un copiar y pegar con algún que otro cambio tipográfico y retirada de alguna que otra palabra o expresión repetida en el mismo párrafo.

De nuevo creo que me extendí demasiado y, sinceramente, creo que es un coñazo de recap. Es algo que me debo hacer muy mucho y además no es que, precisamente, me paguen por palabra escrita. Aunque fuera así supongo que debo ser más directo o efectivo. Haciendo un símil, escribir detalles o palabras que sobran es como cuando el Barça se pone a tocar sin mucho sentido o sin un objetivo. En fin; más verticalidad.

Ahora he cambiado la forma de escribirlo porque hago muchas más anotaciones que allá por Septiembre. Lo hago directamente en el gestor de contenido de la web sin previo paso por un borrador hecho a mano que un principio había. Todo es más ordenado y de paso elimino un trabajo redundante.

Esta vez bien me aseguré de poner bien todos los apellidos y en los comentarios sólo hubo quejas por espoilers que había colado en la portada de la noticia. Esto se repetirá en el futuro hasta que hace poco decidí dejar de obviar ese tipo de detalles.

'The Good Wife' 6x02 Recap: "Trust Issues"

"Tienes cinco minutos"
Lo primero que observamos en este segundo capítulo es la imagen de Alicia Florrick tras el rallado cristal de la sala de visitas de la prisión en la que se encuentra Cary, a falta de esclarecer el origen legal de su fianza.

Aquí no hay copa de vino tinto que valga; Su cara es un poema que intenta recomponer al verle entrar en la sala. Ella le empieza a hacer las preguntas que cualquiera haría a un familiar o a un ser querido que se encuentra en las mismas circunstancias que el abogado. Éste rápidamente le para los pies: "Tienes cinco minutos".

En esos cinco minutos Alicia le hace preguntas sobre el caso, el primero auto-conclusivo de la temporada, que ocupara parte del capítulo y que tendrá sus consecuencias en el encarcelamiento del abogado.

Cary.
Éste, antes de ser detenido por el asunto de las drogas, llevaba la defensa de Chumhum, principal cliente de 'Florrick & Agos', en la demanda que varios empleados habían interpuesto al gigante de internet por ser despedidos tras no aceptar un acuerdo entre Chumhum y otras empresas competidoras basado en contener los salarios con el fin de evitar el robo de cerebros de unas compañías a otras.

La cabeza visible de Chumhum en este episodio es la mujer de Neil Gross, CEO de la empresa, que pasa de ser mujer florero y quiere sentirse importante. Tal es así que en estos asuntos prefieren que la llamen por su apellido de soltera, Deena Lampard.


"Ahora estoy casada"
Diane sigue con la defensa de Cary. No logra evitar que Alicia acabe como testigo en la investigación judicial abierta para averiguar procedencia del dinero de la fianza. Tampoco consigue salvar que en el interrogatorio al que la somete el fiscal del caso, el cada vez más avispado Finn Polmar, quede bastante clara la relación del donante de la fianza, Dexter Roja, con Lemond Bishop. Éste se encuentra en la sala y había amenazado, antes de su declaración, a Alicia con retirar el dinero de la fianza en caso de que el fiscal consiguiera poner los focos del juez sobre él.

Diane emplea el resto de su tiempo en planear su huida de 'Lockhart & Gardner' y su futuro desembarco en 'Florrick & Agos'. Anuncia su marcha del bufete en una reunión de socios. Una retirada por amor; "Ahora estoy casada". A su vez se comunica la llegada de Dean Levine-Wilkins, interpretado por Taye Diggs, desde New York.

Dean siente mucho respeto por Diane, la considera una mentora. Ella confía en él y le cuenta su marcha a una firma recién creada. No se queda ahí porque le propone que la acompañe en su nueva aventura. Él no puede creer que ella vaya a abandonar uno de los mejores bufetes de abogados de Chicago para arriesgarlo todo en una especie de startup legal. Aquí es cuando se materializan en palabras los motivos reales por los que Diane abandona la empresa que inició; Construir desde cero el bufete que siempre había soñado liderado por mujeres y hombres de color.

Es un buen argumento y tras darle muchas vueltas, y tras visitar las caóticas oficinas de 'Florrick & Agos', Dean acepta la propuesta de Diane llevándose consigo a cerebros, también idealistas, con los que abrir nuevos departamentos en esa nueva y desconocida firma; líneas de negocio al fin y al cabo. Con esto parece que su personaje también acepta un papel que se supone recurrente e importante en lo que queda de temporada.

Al final del capítulo Diane se marcha de su elegante despacho camino de las desastrosas oficinas de 'Florrick & Agos'. Lo hace a lo Norma Desmond con su foto con Hillary Clinton bajo el brazo. La pena es que lo haga en ascensor y no por las escaleras.

Tenemos suficientes políticos
La mano del gobernador del estado sigue en sus trece de lanzar a Alicia a la carrera de la fiscalía del estado que inevitablemente pasa por hacer que Alicia acepte la propuesta. No parece fácil por lo que intenta tirar de todos sus hilos. En un encuentro casual con Valerie Jarrett, un importante cargo demócrata de Washington y asesora de Obama en la vida real, consigue que ésta acepte hacer un intento para convencerla, vía telefónica.

El mensaje de Jarrett ya nos suena y también le resulta familiar a Alicia. La semana pasada la gente odiaba a los políticos. Eso no ha cambiado, incluso Alicia hace suya la frase, "Odio a los políticos".
Eli necesita un mensaje que se adapte a Alicia, uno que le estimule pero lo único que logra sacar es un "Tenemos suficientes políticos, necesitamos líderes que entiendan lo que es ofrecer un servicio público". Dice Jarrett terminando así su fantástico cameo.

Alicia promete pensarlo pero suena a pura cortesía. Eli es consciente de que ese mensaje, estímulo, debe evolucionar y las circunstancias deben cambiar. Así, tira de filtraciones, una nueva encuesta, para provocar un enfrentamiento entre ella y Castro.

El actual fiscal del estado y Alicia tienen bastante con la guerra abierta por la detención de su socio en la que la fiscalía parece estar demasiado motivada. Éste parece que será un aliciente suficiente para que la idea de ser fiscal pase por la cabeza de la abogada, aunque sea por un solo segundo, como muestra la mueca que hace en el ascensor y posterior negación con la cabeza, y por venganza.

Antes de esto aparece un inquietante hombre de negocios llamado Ernie Nolan, interpretado Michael Gaston (al que últimamente hemos visto matando perros junto a Justin Theroux en 'The Leftovers'). Este businessman apuesta por Alicia en su presunta carrera a la fiscalía haciéndole el favor, entre comillas, de concederle un préstamo para pagar la fianza de Cary.

Las condiciones de éste son extremadamente ventajosas, que diría aquel, pues no tienen interés alguno (más allá del político de derrocar a Castro). Alicia, por supuesto, no lo acepta.

Eso de hacer predicciones no es algo muy inteligente, más si se hace por escrito, pero no me cabe duda de que en tres o cuatros capítulos tendremos a Alicia y a Eli mano a mano en plena carrera electoral. Parece previsible pero creo que puede resultar bastante interesante.

Situaciones hipotéticas
Cary conoce, por boca de Diane y de Kalinda, la existencia de las grabaciones que le incriminarían. Éste recuerda haber respondido ante diversas situaciones hipotéticas hechas por los miembros de la banda de Bishop.

Diane y Kalinda, con Bishop presente, entrevistan a los tres testigos, y traidores en potencia, de la conversación que fue grabada aquel 25 de Mayo. Los tres confirman la versión de Cary.
Kalinda reconoce al traidor por su voz cuando éste admite que preguntaron a Cary la manera de salvarse ante situaciones que habían visto en películas, como librarse legalmente tras hacer "esto y aquello".

El chico de los dientes de plata también lo confirma, de forma menos expresiva con un "Hyphoteticals Only", y parece ser el testigo más fiable ante un jurado. No le darán la oportunidad porque Bishop piensa que él es la rata que le traicionó y no tarda en ser encontrado muerto.
Esto supone un problema para la defensa de Cary; de los tres testigos uno está muerto y otro es un soplón. Hay poco margen y Kalinda le pide a Bishop que, por favor, no se cargue a más testigos.
"La mujer con la que me casé nunca me lo hubiera pedido"

Alicia utiliza el plan B que tenía antes de que Dexter Roja aportara la fianza para liberar a Cary; Pedir un préstamo ofreciendo su apartamento como garantía. Para llevar a cabo esto precisa de la firma de Peter, es copropietario del piso.

No están en su mejor momento y éste se niega. Ella se siente indignada, le pregunta por qué la castiga de esa manera y le dice que si quiere enfadarse con ella perfecto pero que con eso lo único que consigue es condenar a Cary. "No es una jugada inteligente", afirma el gobernador.

Si esto fuera tenis se podría decir que Alicia sube a la red para rematar el punto; "El hombre con el que me casé lo hubiera hecho". El Gobernador contrataca con un gran passing shot; "La mujer con la que me casé nunca me lo hubiera pedido". Entró. Punto, set y partido.

"Eres una asesina"
El caso termina siendo ganado, entre comillas, pues se paga una indemnización menor de la que se pensaba acordar al sacar a la luz una antigua relación entre el CEO de una de las compañías implicadas en el acuerdo salarial, Patric Edelstein (es el quinto capítulo en el que aparece este personaje), y la señora Lampard, esposa del dueño de Chumhum, Neil Gross.

Es algo rocambolesco y supongo que no tendría mucha cabida en nuestro sistema judicial post Gallardón. Deena Lampard habría aceptado los acuerdos con un emoticono, un smiley. Esta cara sonriente significaría un OK a la operación, siguiendo el patrón de otras muchas contestaciones afirmativas que ella habría hecho de la misma manera.

Esto supondría la pérdida de la demanda pero al parecer Edelstein habría llamado lying bitch, algo así como zorra mentirosa, a doña Chumhum tras un viaje a Belice. Esto, ante un juez, le quitaría mucho peso a eso de dar por sentado que una cara sonriente es un sí para Edelstein, ya que él no parece tener mucha confianza en ella.

"Debería haberte contratado. Eres una asesina". Le dice la abogada rival a Alicia que había rechazado contratarla en el pasado. "Tu error", responde Florrick.

Florrick, Agos & Lockhart (F, A & L)
Tras la victoria del caso se acuerda la fusión con Diane Lockhart. Oficialmente Florrick & Agos pasa a llamarse Florrick, Agos & Lockhart (por mi parte yo empezaré a poner siglas en lugar de apellidos). Como resultado se terminan las deudas del antiguo bufete y se recibe un adelanto de las tarifas de Chumhum.

Esto permite tener la liquidez suficiente para pagar la fianza de Cary. Al salir y encontrarse con Alicia se abrazan. Es la primera vez que lo hacen en seis temporadas. En la mirada de Alicia parece haber satisfacción mientras que la expresión de Cary denota cierta desconfianza.
El futuro es extraño

Las expectativas estaban altas tras el sorprendente inicio de temporada. Por mi parte quedan cubiertas con otro capítulo redondo en el que las tres interesantes tramas principales quedan totalmente perfiladas para lo que queda de temporada: La defensa de Cary, la futura carrera por la fiscalía del estado de Alicia y la integración de Diane en el bufete que traerá consigo una guerra con su David Lee y Louis Canning.

Sí que lamento como espectador que los buenos y malos vuelvan a su lugar. Cary es a todas luces inocente y con esto el personaje pierde esos matices que las acusaciones de la fiscalía le habían dado.
El personaje vuelve a perder peso y vuelve a quedar donde estaba; el último de los protagonistas o el primero de los personajes secundarios. Lo único que hace que la línea entre el bien y el mal quede difusa es la defensa a ultranza a Lemond Bishop.

La semana pasada dije que 'The Good Wife' era una serie de detalles. Dos que me han gustado en este capítulo son el ya mencionado cameo de Valerie Jarrett y la aparición en diferentes partes del capítulo del obrero que se queda semidesnudo en el ascensor.

Ese contraste entre lo sofisticado y lo gañán me recuerda a una escena de la genial 'Louie' en la que un vagabundo se desnuda y se ducha con una botella de agua en el metro de New York mientras que a dos metros de él un virtuoso del violín toca una maravillosa pieza que emociona a Louis C.K.

Esta surrealista mezcla se repite en un encuentro final entre Alicia y el obrero en el montacargas de F,A & L. "El futuro es extraño" le dice ella. "El 11 de Septiembre fue un complot" contesta él. La única certeza es que ocurren cosas muy raras en los ascensores de esta serie.

Dear God
Es el título del próximo episodio. Las tiranteces y desconfianzas continuarán entre Castro y Alicia Florrick. Cary tendrá que acostumbrarse al hábitat que se ha encontrado tras el pago de su fianza.

viernes, febrero 06, 2015

The Good Wife' 6x01 Recap: "The Line"

Como dije hace tiempo, voy a publicar en este blog los recaps que escribo en una web donde se puede consultar información sobre todo lo que rodea a la caja (a veces no tan) tonta; datos de audiencia, noticias, información actualizada sobre Gran Hermano Vip, o recaps de otras series.

No es que piense que lo haga bien y tampoco es que sea algo que interese a mucha gente porque no sé hasta que punto esta excelente serie es vista. La verdad es que ni siquiera sé si es legal, ¿autoplagio?, pero sospecho que no llegará a los oídos de quién se crea tener derechos sobre estas letras que pertenecen al ámbito de todo lo que hasta ahora he escrito en este blog.

En cualquier caso intentaré publicar estos recaps de forma semanal y acorde que la emisión que hace Fox en España. La idea es forzarme a volver a leer algo que escribí mese atrás, éste primero fue publicado el 23 de Septiembre de 2014, y volver a corregirlo o mejorarlo, dentro de lo encorsetado del formato.

Esta primera relectura me ha parecido correcta y apenas he modificado nada. Detecto nulo riesgo, poca seguridad, que recuerdo haberme autoimpuesto para intentar pasar desapercibido. Objetivo cumplido hasta el día de hoy.

Como anécdota, en una primera versión posteriormente corregida, durante todo el recap escribí "Florick" en lugar de "Florrick" y así lo hicieron saber en los comentarios. También apuntar que me resulta complicado sintetizar todo lo que ocurre en cada capítulo de The Good Wife. Creo que he mejorado en muchos aspectos con cada recap, este es el primero de doce, pero mi nivel de síntesis sigue tan jodido como al principio.

'The Good Wife' 6x01 Recap: "The Line"
Es ya costumbre en 'The Good Wife' comenzar un episodio retomando aquella escena en la que se había quedado el anterior. Muestra un diferente punto de vista de un mismo hecho y actúa como hilo conductor de una trama general dentro de una serie de capítulos autoconclusivos.

También nos resulta muy familiar la imagen de Alicia Florrick (Julianna Margulies) sosteniendo una copa de vino. Es la señal que nos indica que Alicia Florrick está siendo sólo Alicia, no la perfecta esposa del gobernador de Illinois, Peter Florrick (Chris Noth), o la impecable mujer hecha a sí misma a base de esfuerzo y de alguna que otra influencia.

Ya metidos en el primer capítulo de la sexta temporada, y con esa copa en la mano, Alicia desprecia la proposición que Eli Gold (Alan Cumming) le había lanzado en el último capítulo de la quinta. No se la toma en serio pero cuando la mano derecha de su marido insiste le informa de que nunca cambiará de idea. Nunca dirá "Sí".

Gracias a una llamada de Cary (Matt Czuchry), su socio en 'Florrick & Agos', se logra quitar de encima aquella loca proposición, una decente y política, y vuelve a la discusión, también iniciada en los minutos finales del capítulo anterior, acerca de la posible integración de Diane Lockhart (Christine Baranski) en el bufete de ambos.

Cary y Alicia siguen con ideas diferentes sobre el futuro de su firma. Son entendibles ambas posturas porque supongo que es difícil ser idealista cuando te ofrecen negocios de treinta y ocho millones de dólares, que al final resultan ser cuarenta y cinco en el desayuno donde Diane, Alicia y Cary ('Florrick, Agos & Lockhart') iban a discutir los posibles términos de la fusión.

Cary Agos
Cary no asiste a ese desayuno. Su socia no le echa en falta porque éste le había dejado caer, en la discusión telefónica mantenida la noche anterior, su más que probable ausencia. Alicia no puede sospechar que Cary ha sido detenido, con muy malas maneras, justo después de que éste colgara e intentara arreglar lo suyo con Kalinda (Archie Panjabi). Mala idea esa de mezclar sentimientos confusos con tráfico de información.

Al abogado le acusan de colaborar con el transporte y venta de novecientos gramos de heroína. El fiscal, Finn Polmar (Matthew Goode), pide 1,3 millones de fianza por haber asesorado "legalmente" en este envío a la banda que encabeza Bishop, el Avon Barksdale de la serie y uno de los mejores clientes de 'Florrick & Agos'. Empieza en ese momento la búsqueda del dinero para hacer frente a la fianza y la investigación para esclarecer la verdad de lo ocurrido un 25 de Mayo, el día en el que se pudo cometer el delito.

Son muchos los problemas para obtener la fianza y es finalmente un "socio" de Bishop el que aporta su totalidad. El origen de este dinero resulta bastante sospechoso al juez que decide, a instancias de Polmar (que parece algo tenso tras los roces finales que tuvo con el matrimonio Florrick en la temporada pasada), comprobar su procedencia y mantener mientras a Cary en prisión.

Cary Agos es, quizás, el personaje peor tratado de la serie. Llegó como un repelente niño prodigio que peleaba por un puesto con una esposa y madre ejemplar. Perdió la pelea y su participación fue reduciéndose en su etapa de fiscal hasta su regreso a Lockhart & Gardner. Entonces fue ganando en importancia y creo, no he hecho cuentas, minutos en cámara. También ha ganado en humanidad, quizás de manera inversamente proporcional a la de Alicia, mucho más fría y práctica que al comienzo de la serie.

25 de Mayo
La investigación que Kalinda inicia por su cuenta nos deja dudas acerca de la versión que Cary le ha contado. Por un lado uno de los integrantes de la banda de Bishop, un chaval con dientes de plata, confirma que estaba presente en esa reunión y que el abogado no dio ningún consejo sobre ningún asunto ilegal. Por el otro, Sophie Russo, antigua amiga, en cursiva, de Kalinda y agente de la ley le confiesa, tras una ya también típica amenaza/chantaje de la investigadora, que existe una grabación que inculparía a Cary y que ésta fue hecha por un CI, informante confidencial.

La gente odia a los políticos
Mientras el mundo en 'Florrick & Agos' parece derrumbarse, Eli Gold sigue trabajando en la idea de presentar a Alicia como candidata a fiscal del estado pese a su rotundo No con el que comenzaba el capítulo. Éste encarga encuestas que la sitúan como favorita en una supuesta carrera electoral por ese puesto y trata de provocar un enfrentamiento entre Castro, segundo favorito en los sondeos y actual dueño del cargo, y Peter Florrick.

Las encuestas no terminan de convencer al Gobernador. No obstante su mujer no es política y es normal que encabece los sondeos; La gente odia a los políticos.

En cuanto al enfrentamiento que buscaba, la jugada parece salirle bien a Gold y, tras una discusión a gritos entre fiscal del estado y gobernador, éste último le pide que averigüe si Alicia quiere presentarse.

A Eli Gold le acompaña su hija, Marissa (Sarah Steele), en toda esta limpieza de cañerías del estado de Illinois. Le ayuda en la más comprometida de todas; preguntar a una becaria si utiliza ropa interior. Ésta deja claro que no la lleva y a Eli le entran, de nuevo, todos sus miedos acerca de la fama que el gobernador arrastra consigo desde el minuto 1 de la serie.

Conclusiones
'The Good Wife' estrena su nueva temporada con un capítulo redondo y perfecto. Con perfecto me refiero a la calidad que en muchos sentidos la serie ha logrado mantener desde su comienzo. De lo visual y sonoro (con este capítulo hemos comprobado que la música melódica que suele sonar de fondo en lujosos despachos también queda bien dentro de una prisión) a las interpretaciones y a los diálogos.

Capítulo no autoconclusivo, cosa que le da la oportunidad, y tiempo, de centrarse en aquellos temas que siempre han estado presentes, a veces en primer plano y otras de forma más latente, en la serie; La trama política/empresarial del matrimonio Florrick, las idas y venidas de sus dos miembros, el conflicto interno de Lockhart & Gardner (que cuenta con la breve aparición del ya personaje recurrente, en teoría, Louis Canning (Michael J. Fox)).

Añade una nueva historia que será importante durante esta temporada; la detención y encarcelación de Cary Agos. Creo que le dará, como decía antes al hablar del personaje, la oportunidad de ser más protagonista de lo que en las anteriores temporadas había sido. En cierto sentido puede que venga a sustituir en importancia al desaparecido Will Gardner (QEPD).

Por añadir alguna línea crítica, pese a su buen nombre y fama (que no debe ser un factor a considerar pero que ahí está), diría que desde su comienzo he tenido la sensación de que la serie quiere abarcar más de lo que puede. Como si quisiera contar de golpe algo ya contado, y muy bien además, en otras obras maestras, cada una en su género, como 'The Wire' o 'The West Wing'. Esto creo que deja algún agujero que otro cuando han sido los pequeños detalles los que han hecho tan buena a esta serie. Siempre, esto no creo que cambie nunca, contando todo desde ese punto de vista tan alto standing que hace que alguna que otra situación resulte poco creíble a nuestros ojos de espectadores europeos medios.

Futuro de la temporada
Será interesante seguir viendo este todo vale en el que los dos bufetes de abogados llevan instalados desde la escisión de 'Lockhart & Gardner'. En la primera temporada teníamos claro quienes eran los buenos o quizá no tanto pero sí que se usaba, de vez en cuando, la expresión pro bono. En este punto, y tras este capítulo, parece que los protagonistas se han alejado mucho de la línea que separa lo bueno de lo malo y para colmo; les han pillado.

martes, febrero 03, 2015

El gallo rojo es valiente pero el negro es traicionero

Hace tiempo un amigo, es un apasionado de todo lo flamenco, me habló sobre Silvia Pérez Cruz. Al hacerlo me enviaba enlaces a algunas de sus canciones. Ésta me resultaba muy familiar y al instante la reconocí como la cantante de muchos de los temas que aparecían en la genial 'Blancanieves' de Pablo Berger.

Una de éstas era 'Gallo rojo, gallo negro'. Su primera escucha me gustó por la sencillez con la que estaba grabada. Era una versión muy desnuda ya que sólo estaba acompañada por una guitarra y por la voz de la propia Pérez Cruz.

No debí prestar mucha atención a la letra porque no identifiqué ningún trasfondo político en ella. Una pelea de gallos en el que hay un rojo que es pequeño "pero valiente" y otro que es negro, grande "y traicionero".

Fue durante este fin de semana cuando se hizo evidente el mensaje de la canción al ver que estaba siendo twitteada por ciertas personas. Lo hacían añadiendo, junto al enlace que llevaba a su vídeo, una etiqueta que la ponía en relación con la marcha por el cambio organizada el sábado en el centro de Madrid.

Entonces me dio por buscar información sobre la canción y averigüé que ésta formaba parte de un disco llamado 'A Contratiempo' grabado por Chicho Sánchez Ferlosio. Aparte de la ya mencionada "Gallo rojo, gallo negro" había otras canciones escritas, además de por el propio cantante, por Agustín García Calvo. También había otras firmadas por familiares directos; su hermano, Rafael Sánchez Ferlosio, y por su padre; Rafael Sánchez Mazas.

No voy a hablar de política, aunque todo lo que escribo tiene un contexto político muy claro, ni entraré en valoraciones que serían redundantes y obvias. Sólo apuntaré que es obvio el mensaje de la canción, un pequeño animal que se revuelve ante otro más grande y que no piensa rendirse.

Es el ciudadano que dijo NO cuando todo el mundo decía sí. Es una frase, no escrita literalmente, sacada de 'El Impostor' de Javier Cercas. En este punto sí me gusta caer en redundancias y volver a 'Soldados de Salamina' al toparme de nuevo con Sánchez Mazas, fundador de la falange. Está todo dicho y bien hilada, al cabo de unos ocho años, la relación de este blog con ese libro. En fin, Soldados... Bolaño... y después todo lo demás. Y aquí estamos.

En todo caso es curioso que se incluya una obra de Mazas, aparte de falangista era poeta, entre tantas canciones que hablan de libertad. Lucha contra un opresor que supongo cogió las ideas, la letra, o al menos parte del impulso, de ese ideario falangista llenado de contenido por el propio Mazas, en parte.

También es cierto que alguien que vivió lo que Sánchez Mazas, que prácticamente resucitó tras librarse milagrosamente de un fusilamiento, debe saber lo que es la libertad, por muy rodeado que estuviera de represión y aunque nunca dejara de ser Gallo negro.

No quería introducir política para tratar que la canción en sí tuviera una escucha, contemplación, desinteresada. Sólo añadir que a la gran Silvia Pérez Cruz le acompaña Raúl Fernández, miembro del grupo Refree. Formación que canta en catalán, lo hacía por aquel entonces al menos, muy recomendable cuya actuación pude ver en directo cuando eran teloneros de Nacho Vegas.


jueves, enero 29, 2015

'Memoria Líquidas' de Enric González

Este post iba a ser la tercera parte de las dos que he dedicado a la novela de Richard Ford llamada 'El Periodista Deportivo'. Encontraba cierta relación pues decidí leer a González por ser el único que hablaba bien de el autor americano. Más tarde, al escribir el segundo post que dediqué a la novela protagonizada por Frank Bascombe, encontré muchas críticas positivas de novela y autor. Sospecho que en el algoritmo de búsqueda de Google se ha introducido alguna variable emocional.



Es el tercer libro que leo de Enric González tras las deliciosas 'Historias del calcio' e 'Historias de Londres'. Son breves lecturas, quizás novelitas sin que el diminutivo sea peyorativo, muy bien escritas y repletas de anécdotas, reflexiones y valoraciones que resultan, a mí al menos, muy interesantes.

En estas memorias González recorre toda su carrera periodística. Desde sus comienzos en un pequeño diario catalán hasta su salida del diario más importante de mi país, llamado 'El País', valga la redundancia.

No sé qué significado tiene el adjetivo "líquidas" dentro del título. Quizás sea una manera de materializar unas vivencias o puede que se refiera a que se moja, en el sentido de no cortarse un pelo a la hora de describir a según qué personajes o lo que es lo mismo; mojarse el culo. 

Más allá de algún adjetivo negativo dedicado a alguna persona concreta, Enric González deja en muy mal lugar al periodismo nacional, en general, y al periodista de raza, en particular. Muy interesado en enriquecerse a cambio de silencio o de un ataque desproporcionado contra a algún adversario. 

Estos intereses económicos se mezclan con otros ideológicos mal interpretados, digamos, cuando una redacción tiene una ideología homogénea que coincide con la línea editorial del diario o del grupo empresarial en el que éste se suele alojar.

Los que en peor lugar quedan son el grupo PRISA y Juan Luis Cebrián. En realidad todo lo malo del grupo está provocado por las decisiones de éste, actual presidente ejecutivo del mismo. Para hacernos una idea Enric dice cosas como éstas:

"Vale, el poder miente. Siempre. Pero lo de Cebrián es de traca. En comparación con él, Mariano Rajoy cumple sus promesas con la precisión de un reloj suizo." 

Posteriormente le da la puntilla "El poder miente, siempre, pero para encontrar a alguien comparable a Cebrián hay que remontarse a Goebbels".

Por supuesto no conozco a Cebrián pero si miramos algún dato objetivo, el ERE de 'El País' hace un par de años o la bajada de la cotización de las acciones de PRISA (Pasaron de cotizar a 10 euros cada una a prácticamente no valer nada, 0.40). Ahí queda también patente el abrazo del diario, bajo la dirección de Cebrián, con el Felipismo en su peor época.

Gonzalez también describe su paso por varias corresponsalías. Las ya conocidas de Londres, Roma y Nueva York junto con anécdotas y vivencias en otras como Jerusalem, paso por zonas en conflicto de África, Kuwait durante la guerra del Golfo, etcétera. En cada una cuenta todo tipo de canalladas, que un humano debería hacer al menos una vez en la vida, realizadas junto a otros bont vivants como Carlos Boyero, Oti Rodriguez Marchante o el inquietante Delaney, al que mi imaginación le pone el avatar de Antonio Gasset.

Gran lectura cuyo mensaje de fondo me decepciona, en fin; corrupción por todas partes que al verlo por escrito decepciona especialmente. Por otro lado es una lectura personal muy coherente tras la novela de Ford y me alegra que haya llegado en este momento, uno muy extraño en el que me he propuesto dar una línea temporal, ponerlo todo en relación, que dé cierta coherencia a todo lo escrito en el blog. Todo lo escrito no es más que una burbuja repleta de cosas que no han sucedido y que probablemente no van a suceder nunca. Una memorias gaseosas o una memorias que se mueren de ganas de ser vividas.

Dejo una última frase y propongo cambiar lo de periodista por escritor, o por lo que ustedes quieran. Cambiando incluso, si así les conviene, la palabra "leer" por otro termino que les describa una necesidad vital, o algo que les haga huir de los juanluiscebrianes de la vida:  "Un periodista debe leer como si le fuera la vida en ello, porque le va la vida en ello".



martes, enero 27, 2015

'El Periodista Deportivo' de Richard Ford (II)

Terminé la primera parte de la trilogía protagonizada por Frank Bascombe y escrita por Richard Ford. Como dije, es la segunda obra que leía de este autor tras la grandiosa 'Canadá', sin duda el libro que más gustó el año pasado de todos los que leí.



Hay más de veinte años de diferencia entre ambas obras pero el estilo me ha resultado muy similar. Narrativa morosa, como decía Enric González, esa que describe hasta el pomo de la puerta. A mí no me importa nada eso cuando el lenguaje que se utiliza me gusta y me suena a música o no sé si sería mejor llamarlo a veracidad.

Ford no se complica en exceso y simplemente cuenta, como si fuera un deportista profesional, lo que siente de manera sencilla. Creo que eso no le resta profundidad por mucho que se cuente con un estilo fácil y fluido. Son muchas las reflexiones, dichas en un tono neutro, las que generan un torrente de pensamientos o de recuerdos.

Varios son los ejemplos; cuando Bascombe habla del pasado, que engloba su relación con X, así es como llama a su ex mujer durante toda la novela, y la muerte de su hijo Ralph. "Para mí, no hay esperanza a menos que olvidemos las cosas que han pasado y que se han dicho", dice el protagonista al comienzo del libro.

También me quedo con una reflexión final que Bascombe hace sobre el amor. No copié el fragmento exacto pero venía a preguntarse si era posible amar a alguien sin haber tenido nunca nada real, en ninguno de los múltiples sentidos, con esa persona.

Ya terminada la obra y con un juicio, por supuesto subjetivo, formado sobre ella me choca aún más las opiniones negativas que indicaban que no ocurría nada en la novela, más allá de las múltiples descripciones de Ford. Parece que estamos opinando de novelas distintas o simplemente lo hacemos con un nivel de expectativas o de exigencias diferentes.

Aquí la exigencia puede trabajar a muchos niveles porque además entiendo que el título puede crear confusión y podría hacer pensar que se va a hablar de la vida de George Best o que la obra es una especie de antología de crónicas deportivas. Al final lo que se trata en ella es lo ocurre en la vida de un hombre que es escritor y que en un momento dado aceptó un trabajo, como periodista deportivo, y decidió no terminar su segunda novela.

Pendiente queda la segunda parte de esta 'trilogía Bascombe', 'El día de la independencia'. Antes leeré 'Memorias Líquidas' de Enric González. Siento que estoy devolviendo un favor al periodista ya que él, de forma simbólica y atemporal,  reforzó mi opinión, quizás también mi ánimo, sobre Ford y la novela de la que hablo hoy en el momento justo en el que pudo surgir algún amago de duda en mí.


viernes, enero 23, 2015

'Birdman or (The unexpected virtue of ignorance)' de Iñárritu

En ocasiones me he arrepentido de haber escrito una de esas reseñas que suelo hacer sobre una película, serie de televisión o libro inmediatamente después de haberla visto.  Respondo a una necesidad fanática de hacerlo y todo lo que escribo se termina contaminando de endorfinas o de emociones pasajeras.

Tuve el arrebato de hacerlo con 'Birdman', incluso cuando no había terminado de ver la película, pero, primero, me contuve y más tarde dejé que, poco a poco, la pereza de escribir sobre cualquier cosa inundara la idea de hacer ese alegato a favor de la nueva película de Iñárritu.



Pues eso, 'Birdman', o 'La inesperada virtud de la ignorancia', esta dirigida por el director mexicano. Hay que reseñar que de nuevo lo hace sin contar con Guillermo Arriaga, guionista de sus tres primeras películas. Cuenta como actor principal con el tremendo Michael Keaton rehabilitado por Iñárritu para la causa. No existe el actor que pudiera hacerlo mejor que Keaton porque sospecho que este papel está escrito, o al menos adaptado, para él. Puede que en el futuro sea Ben Affleck el que pueda hacer una segunda parte de 'Birdman'.

A veces vienen a mi cabeza pensamientos "muy chorras". Sobre todo ocurre en momentos muy estúpidos, cuando me encuentro en un sala de espera, ante un semáforo o en mitad de una conversación que no me interesa lo más mínimo. Muchas de estas curiosidades son cosas inexplicables que sucedieron  sin saber muy bien por qué. Una de estás es la imagen de Michael Keaton interpretando a Batman. Quizás es que la etapa de galán/héroe de Keaton me pilló siendo niño pero "¿Cómo demonios Michael Keaton terminó interpretando a Batman?".



En fin, da igual. Michael Keaton no es Christian Bale pero puede no necesitara serlo en los 90 y no me sorprendería ver que alguien comentara en este post que Michael Keaton ha sido el mejor Batman del mundo. El caso es que esa circunstancia creo que le ha permitido protagonizar una de las mejores películas de este siglo.

Son muchas las cosas que hacen buena a 'Birdman'. Para empezar esa novedosa forma de filmar/montar la película para que todo parezca ser un infinito plano secuencia. Sin saber más allá del abc del cine me parece sencillamente genial. Luego están los personajes. El actor que lo fue todo como superhéroe y que termina siendo una caricatura de sí mismo. Aquí Iñárritu añade que la sombra de lo fue, el propio Birdman en pleno apogeo, le acompaña a todos sitios dotando a este actor en retirada de unos superpoderes muy peculiares.

El actor secundario que hace de actor secundario, interpretado por el siempre efectivo Edward Norton, que va de estrella y roba los matices que hacen de Birdman alguien interesante es el contraste perfecto de nuestro héroe. Excelente también, aunque mucho más breve la participación de éstas, el resto del casting femenino; Naomi Wats, Emma Stone y Amy Ryan, probablemente sea mi actriz favorita desde que la vi en ese coche de policía en la segunda temporada de 'The Wire'.



La obra de teatro que Riggan, así se llama el humano que dio vida a 'Birdman', quiere interpretar y dirigir es 'De qué hablamos cuando hablamos de amor' de Raymond Carver. Que ésta sea la meta historia de la película también supone para mí un punto, puntazo, a favor de la película pues se trata de uno de mis escritores de cabecera, sin que sea, ni de cerca, el que más he leído.

Y esto quizás merezca un post aparte pero voy a dejar que esto fluya y ya veré después lo que publico, últimamente todo termina teniendo una segunda parte. Haciendo un juego de palabras diré que no sé bien de qué hablo cuando hablo sobre Carver. Empece a leerle cuando Bolaño le nombraba en un decálogo en el que el chileno daba recomendaciones para ser un buen cuentista.

Hice caso al chileno y leí muchos de sus relatos. Creo que tras hacerlo intenté, estoy cayendo en la cuenta mientras escribo esto, imitarle en algunos de los míos. Ya saben, la elipsis. También está la curiosidad, una muy forzada y que tenía mucho de pose, de que en la recopilación de obras de autores "amateurs" en la que fui publicado tenía que aparecer un retrato fotográfico mío y en este aparecía con una obra de Carver entre mis manos.

No soy nada amigo de dejarme fotografiar porque lo paso mal y no soy nada fotogénico, siempre juro que no soy tan feo como parezco en las fotos, pero al final, qué remedio, me hice ese retrato sosteniendo, como si me intentara tapar, '¿Quieres hacer el favor de callarte? Por favor', una recopilación de cuentos del americano.



Reconozco que inicialmente me pareció buena idea por la redundancia que ese título aportaba a la ya de por sí silenciosa foto pero luego lo vi como algo pretencioso, sólo empeorable si hubiera elegido una obra de Bukowski.

Volviendo a 'Birdman', me gustaría resaltar a uno de los guionistas de la película; Armando Bo, nieto o III. Reconozco en 'Birdman' cosas similares a las que vi en 'El Último Elvis', dirigida y escrita por Bo. Son sobre todo esos momentos algo patéticos o más reales y los diálogos que se producen en esas situaciones tan de héroe en retirada. Buena película que también recomiendo.

Por último, me resultó inevitable pensar en la canción de Ismael Serrano llamada 'Pájaros en la cabeza'. Estoy a muchos años luz de la música del cantautor pero reconozco que está canción es bastante bonita y creo que adecuada al tema del que me ocupo hoy.





martes, enero 20, 2015

Inconsciencia

Durante todo el día no he dejado de pensar en la palabra "Desidia" porque no estoy de humor para hacer nada y, para bien o para mal, puedo permitirme lo de "no hacer nada". No es que no tenga nada que hacer pero tengo la suficiente independencia laboral para ajustar unas tuercas por aquí, otras por allá y que al final todo cuadre.

Me tengo por un tipo responsable porque a estas alturas de la vida creo que nadie tiene nada que reprocharme en el sentido de haber dejado algo que realmente importara sin terminar. Por supuesto sí que he dejado muchas cosas a medias que yo me había propuesto tener hechas a día de hoy pero como sólo yo las conoce me dedico a mirar hacia otro lado o a dejarlas para más adelante. Eso, pura desidia de cabo a rabo.

Me sorprende que en este estado me haya dado por buscar la palabra "desidia" junto con el nombre de este blog en Google y encontrar que fue hace casi dos años cuando escribí acerca del tema. Sabía que lo había hecho pero no podía intuir que lo hice un 21 de Enero de 2012. En realidad el año da igual, lo que importa es ese número y ese mes que casi coincide con el de este momento.

En ese post, que forma parte de algo que no está terminado, me hago la promesa de buscar el significado de la palabra "Inconsciencia". No lo hago de forma seria sino que lo escribo de tal forma que podría haberlo hecho sin haber tenido la necesidad de contarlo posteriormente como parte del mismo relato. 

De nuevo es una promesa que me hago sin testigos y con una sola parte contratante. En este caso y como excepción a la regla pienso cumplirla. Lo haré de la forma en la que hacía en aquella serie, especie de diario ficticio, que al final no llego a ser nada. Buscaré el significado y pegaré la frase que sirve como ejemplo de su uso. 

Hacer esto siempre tuvo un extraño significado personal pese a lo aleatorio que es copiar una frase que alguien puso porque le parecía lo suficientemente representativa para explicar el uso de un palabra en una oración más o menos sensata. Era como verse identificado al leer el horóscopo de tus signo del zodiaco.

Inconsciencia: Carácter de la persona que no piensa en las consecuencias de lo que hace.


Hasta aquí todo correcto y lógico. Es el ejemplo que se propone junto a la definición lo que siempre me hizo bastante gracia. Este caso no está buscado a propósito pero sirve de meta-ejemplo del tono de reproche que siempre encontraba en estas frases.:

Su inconsciencia le hace cometer muchos errores.

Suelen ser varios los significados y está claro que es necesario para la palabra Inconsciencia porque no es lo mismo ser un inconsciente que estarlo.

Inconsciencia: Estado de la persona que ha perdido el conocimiento.

Esto es más un estado que una definición pero sigue teniendo un ejemplo asociado. 

Estuvo durante dos horas en estado de inconsciencia.

Digamos que al no encontrarme hoy con un estado de ánimo muy allá, y como además casi coincide con el segundo aniversario de aquella desidiosa entrada, también lo tomo como un reproche si cambio la palabra "horas" por "años". Al hacerlo me doy cuenta de que sería un buen comienzo de algo o quizás un estupendo final si a la frase se le añade cierta promesa de cambio.

Estuve durante dos años en estado de inconsciencia...

Google+ Followers

Comparte en Facebook